Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La nube, clave para la regulación digital en América Latina

La adopción de la tecnología en la nube (‘cloud computing’) y la protección de los datos son algunos de los grandes desafíos a los que se enfrentan los reguladores en América Latina. La necesidad de adaptar el marco regulatorio al nuevo entorno digital es clave para no frenar la innovación y fomentar el acceso a los servicios financieros digitales en la región.

Así lo reseñaba recientemente José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo y responsable global de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA, en un foro sobre la Alianza del Pacífico e integración Iberoamericana celebrado en Lima; y así se desprende también del informe Situación Economía Digital elaborado por BBVA Research.

La mayoría de los países latinoamericanos carecen de un marco regulatorio adaptado a la era digital y el marco actual no tiene el dinamismo ni la flexibilidad que se requiere en este nuevo entorno, pudiendo resultar insuficiente para hacer frente a retos que exceden el ámbito específico del sector financiero. Es necesario que exista una normativa trasversal que tenga en cuenta los continuos cambios que se están dando en múltiples sectores e industrias, y que requieren una respuesta holística.

¿Cuáles deben ser los pilares fundamentales para construir este marco de regulación?

  • Que persiga regular los riesgos y las actividades, independientemente de cuál sea la institución que las realice.
  • Holístico: que amplíe su foco de preocupación a temas relacionados con ciberseguridad o protección de datos.
  • Transversal:  basado en una estrecha colaboración entre autoridades y países e incorporando al sector privado.
  • Flexible: capaz de adaptarse a un entorno con modelos de negocio y tecnología muy cambiante.
  • Sin ideas preconcebidas respecto a la tecnología, sino centrado en el  uso que se hace de esta.

La digitalización de los servicios financieros en América Latina hará posible que más ciudadanos y empresas accedan a una mayor oferta, fomentado así la inclusión financiera en la región, incluso en zonas eminentemente rurales. Existen grupos sociales que a pesar de ser activos financieramente hablando, carecen de acceso a servicios financieros formales, y los avances tecnológicos contribuyen a que tengan acceso a productos diseñados para satisfacer sus necesidades.

Según el informe ‘Situación Economía Digital’ de BBVA Research, entre las prioridades para la región se encuentra asegurar que la protección de datos tenga un marco institucional con responsabilidades claramente definidas. Esto es necesario para, entre otras cosas, poder adoptar tecnologías como la computación en la nube y reforzar la ciberseguridad. La eficiencia en el uso de los datos es clave para generar servicios de valor y los servicios en la nube, conocidos como ‘cloud computing’ permiten almacenar y procesar grandes volúmenes de información y ofrecen muchas ventajas para ganar eficiencia y reducir los tiempos de desarrollo.

Por otro lado, otra de las prioridades para la región es conseguir productos y servicios financieros 100% digitales, con una experiencia de cliente sencilla que permita expandir la oferta a población anteriormente no atendida. Asimismo, según el informe de BBVA Research, se debe reforzar la eficiencia y la robustez del sistema de pagos y promover la innovación ‘fintech‘ por parte de todos los actores, mediante iniciativas como los ‘sandboxes’ regulatorios.

La nueva era digital conlleva que las fronteras entre países y sectores sean cada vez más difusas, por eso los países de América Latina deben aprovechar las ventajas de una mayor integración para conseguir economías de escala. En este proceso es esencial seguir las mejores prácticas identificadas a nivel global y fijarse en países en los que el debate regulatorio está más maduro. México puede ser un buen punto de referencia ya que recientemente el congreso mexicano aprobó la nueva Ley de Tecnología Financiera para promover la innovación tecnológica.

Además de analizar los retos de la regulación digital en América Latina, este informe desgrana los aspectos más relevantes sobre las aplicaciones descentralizadas, los pagos instantáneos, la nube frente a la computación tradicional y la prosperidad económica e inclusión financiera.

Otras historias interesantes