La Comisión Europea ha presentado una nueva directiva sobre gobierno corporativo; más concretamente, sobre derechos de los accionistas, que tendrá que ser traspuesta a nivel nacional antes de junio de 2019. La Comisión tiene un doble propósito: quiere fomentar el uso de las nuevas tecnologías en el gobierno corporativo de las empresas y, al mismo tiempo, lograr un mayor compromiso de transparencia entre los inversores institucionales y gestores de activos y las compañías en las que invierten.

En el marco de la conferencia ‘El Gobierno Corporativo de la UE en el siglo XXI: La directiva II de derechos del accionista y más allá’, celebrada en Bruselas, la Comisión Europea y representantes públicos y privados debatieron sobre la situación actual del gobierno corporativo en Europa. Tras la revisión de la directiva de derechos de accionistas, plantearon los desafíos a la vista y las soluciones que presentan las nuevas herramientas digitales.

Entre otros cambios, con esta directiva, los conocidos como ‘proxy advisors’ (firmas de consultoría independientes que asesoran a los accionistas a la hora de votar a favor o en contra de las propuestas de una compañía) tendrán que informar mejor sobre sus métodos de trabajo y las empresas tendrán que dar más transparencia sobre sus políticas de remuneración. Además, los intermediarios tendrán que facilitar la interacción entre las empresas y sus accionistas.

En la conferencia se puso de manifiesto que el uso de las nuevas tecnologías en el ámbito del gobierno corporativo puede ser muy beneficioso, dado que tiene el potencial de facilitar la interacción entre los diferentes actores, tanto a nivel doméstico como transfronterizo, de manera segura, rápida y a un coste reducido. No obstante, no todos los Estados están igual de avanzados en lo que se refiere al uso de tecnología en el gobierno corporativo. La existencia de obstáculos técnicos y legales, así como la falta de estándares sobre procesos aplicables y plazos, son una barrera.

Grupo de expertos y consulta pública

En este contexto, la Comisión Europea ha decidido establecer un grupo de expertos sobre gobierno corporativo. Una de las funciones de este grupo, compuesto por representantes de las distintas partes interesadas (inversores, emisores, intermediarios, etc.), será ayudar a la Comisión a especificar los requisitos mínimos para la identificación de los accionistas y la transmisión de la información en la cadena de intermediarios, además de facilitar el ejercicio de los derechos de los accionistas.

La Comisión Europea también ha invitado a las partes interesadas a contestar a una consulta, abierta hasta el 6 de agosto de 2017, sobre cómo facilitar el uso de las tecnologías digitales a lo largo de todo el ciclo de vida de una sociedad. Las opiniones recabadas servirán a la Comisión para definir el ámbito de aplicación y el contenido de una futura iniciativa sobre Derecho de Sociedades.

Comunicación digital con el accionista en BBVA

BBVA centra su comunicación digital con accionistas e inversores en su página web y a través del buzón de accionistas. Como novedad de este año, el informe de resultados trimestral está a disposición de sus accionistas únicamente en formato digital. Por otra parte, el banco tiene un servicio de alertas para accionistas para recibir avisos puntualmente cada vez que se publica nueva información relevante en la web.

Asimismo, publica en formato digital la revista Ábaco, dirigida a los accionistas. Y, coincidiendo con la Junta General, publica un informe especial en versión HTML que resume la información destacada del ejercicio anterior.

Comunicación corporativa