Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas corporativas Act. 02 oct 2020

¿Cómo adaptan las empresas peruanas sus estrategias financieras a la situación actual?

El impacto económico de la pandemia por el coronavirus ha marcado un nuevo rumbo en las estrategias financieras de las empresas. Estas han tenido que adaptarse a distintos escenarios de condiciones cambiantes, que traen múltiples desafíos en el mercado peruano.

En ese contexto, la revista Semana Económica organizó el evento online “Financiamiento empresarial: alternativas para enfrentar la crisis”. En este escenario virtual se debatió cómo adaptar la estrategia financiera de las compañías a la situación actual, en la que las reestructuraciones y refinanciamiento de deudas han tenido un papel muy importante.

Un momento para ser flexibles

Frank Babarczy, gerente de Corporate & Investment Banking de BBVA en Perú, participó en el evento donde señaló que la flexibilidad es la primera característica que deben tener las empresas corporativas en la actual coyuntura. Esto con el fin de de mantener un balance óptimo y enfrentar la presión financiera natural que suponen las necesidades de refinanciamiento o reestructuración de deudas.

Una empresa tiene que esperar lo mejor, pero siempre tiene que estar preparada para lo peor“, señala Babarczy para explicar el concepto de flexibilidad. Es decir, la empresa debe incorporar en su análisis financiero distintos escenarios adversos que le permitan estar preparada ante eventuales estrecheces de liquidez, al mismo tiempo que se concentran 100% en sus actividades productivas o core.

Orden y diversificación

Una segunda característica importante es el orden, comenta el gerente de Corporate & Investment Banking de BBVA en Perú. “Las empresas deben tener en cuenta que es necesario que los acreedores estén organizados dentro de un marco previsible y ordenado porque cuando existe tensión en la cadena de pagos, lo normal es que se rompa por el eslabón más débil. En las reestructuraciones de deudas, todos los acreedores tienen que estar de acuerdo y todos los stakeholders alineados”, agrega el ejecutivo.

El tercer tema importante es la diversificación. La mayoría de empresas corporativas tiene una exposición a la banca, pero también puede buscar diversificar en el mercado de capitales local. “Ese mercado se está reabriendo y estimamos que regresará rápidamente a los niveles de liquidez pre Covid con papeles comerciales o bonos. La diversificación permite tener la capacidad de no depender totalmente de un solo acreedor y reducir las tasas de interés al ponerlos a competir”, explica Babarczy.

En suma, flexibilidad, orden y diversificación son los tres elementos a considerar por las empresas corporativas ante cualquier refinanciamiento o reestructuración de deuda en el actual entorno.

Planificación financiera

Consultado sobre la planificación financiera de las empresas en un entorno de pandemia en pleno año electoral en Perú, Frank Babarczy destacó que el proceso de planificación debe ser muy dinámico, revisando mensualmente los números 12 meses hacia adelante por el alto grado de incertidumbre que todavía existe en el mercado. “Las empresas tendrán que hacer un seguimiento meticuloso, estar muy bien informadas sobre el entorno macroeconómico y en constante contacto con todos sus stakeholders para poder proyectar y medir bien qué es lo que está pasando”, sostiene el ejecutivo.

A estas alturas de la emergencia sanitaria nacional, el panorama general da espacio para el optimismo porque los flujos de las empresas corporativas se han estabilizado y la liquidez en el sistema está entrando a todos los agentes.

Según Babarczy, los programas gubernamentales y las nuevas herramientas del Banco Central de Reserva han logrado inyectar una cantidad importante de liquidez al sistema financiero, que a su vez ha podido canalizar para apoyar a las empresas. En el segmento corporativo se ha visto repago de working capital (corto plazo) que se había tomado de manera preventiva ante la incertidumbre generada por la pandemia.

“Ya se está pensando en otras soluciones de mediano plazo como refinanciamientos, reestructuraciones, monetización de cuentas a través del factoring o emisión de deuda en el mercado de capitales”, refirió el ejecutivo en el panel que compartió con Patricia Gastelumendi, CFO de Ferreycorp; y, Alberto Arispe, gerente general de Kallpa SAB.

Otras historias interesantes