Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inmobiliario Act. 13 may 2021

La pandemia no afecta al sueño de disponer de casa propia en Perú

Con una demanda insatisfecha de dos millones de viviendas en Perú y de un millón en Lima, el sueño de tener una casa propia sigue dinamizando el mercado inmobiliario, que exhibe una gran fortaleza a pesar de la pandemia.

“Seguimos observando un interés real por la adquisición de viviendas debido a que la cantidad de familias que busca una propiedad siempre es mucho mayor que la oferta. Por ejemplo, si antes había 80 familias para adquirir una unidad habitacional disponible, ahora se calcula que son entre 40 o 50 familias. Es decir, todavía existe una brecha bastante grande entre demanda y oferta”, expresó Manuel Piñán, gerente de Negocio Inmobiliario de BBVA en Perú.

La experiencia del mercado peruano demuestra que el producto inmobiliario es anticíclico a las crisis económicas y que, a diferencia de otros productos financieros, las viviendas muestran una mejora de su valor. “Adquirir una vivienda mejora el nivel de las inversiones y el mercado ha respondido a ello. Hay una excelente oportunidad para las familias”, indicó el ejecutivo de BBVA.

Factores que dinamizan el sector

El buen desempeño del sector inmobiliario en el país se explica por los alicientes que existen actualmente en el mercado. Por ejemplo, se observan tasas históricamente bajas de los créditos hipotecarios, así como diferentes promociones y descuentos que las empresas inmobiliarias están ofreciendo a las personas para poder concretar una mayor cantidad de ventas.

“En el mercado local siempre se han ofrecido descuentos y precios especiales, pero, como parte de su oferta actual, las empresas inmobiliarias están incorporando con mayor frecuencia descuentos en precios y equipamiento del hogar. Además, las empresas están buscando que el inventario se mueva rápido. Por ejemplo, si hace unos años ofrecían un descuento de 5% del precio de la unidad, hoy algunas están ofreciendo hasta el 20% de descuento en el valor de las ventas”, mencionó Piñán.

El nuevo consumidor Millennial

Otro aspecto importante a tener en cuenta en el dinamismo del sector inmobiliario es que los compradores de viviendas son cada vez más jóvenes. El rango de edades ha bajado en casi todo el país. Si hace dos años la media era de 45 años de edad, ahora es de 35 a 38 años.

“Incluso hemos colocado créditos a personas de 20 y 24 años de edad, que han encontrado en el segmento de la vivienda social la posibilidad de adquirir una primera propiedad a un precio muy competitivo y acogiéndose a los bonos y subsidios que otorgan las entidades gubernamentales”, refirió el gerente de Negocio Inmobiliario de BBVA en Perú.

Asimismo, los nuevos consumidores están mostrando una preferencia por proyectos inmobiliarios que respeten el medio ambiente y la naturaleza, lo que está impulsando la construcción sostenible en diferentes zonas de Lima.

Social y sostenible

En BBVA se tiene claro que es necesario seguir apoyando el crecimiento de las alternativas de financiamiento de viviendas residenciales, sostenibles y sociales en el país. "Nuestra aspiración es que todos los peruanos, sin importar la situación económica en la que se encuentren, accedan a una vivienda digna en las mejores condiciones", sostuvo Piñán.

El banco,  también quiere contribuir a mejorar la calidad de vida de las familias peruanas en zonas del interior del país y en la periferia de Lima. Lugares donde se está observando un  mayor interés por el desarrollo de proyectos. Un ejemplo de ello es el reciente financiamiento otorgado al proyecto de vivienda social San Antonio de Mala.

Otras historias interesantes