Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguros 02 nov 2018

Prepararse ante lo inevitable

Abordar el tema de la muerte no es algo sencillo. Es una certeza que en algún momento llegará y no siempre existe, desde la perspectiva financiera, una preparación adecuada. Una buena planificación ayuda a prevenir que el impacto monetario se sume al dolor emocional de la familia.

En su libro ‘El laberinto de la soledad’, Octavio Paz decía: “Para el habitante de Nueva York, París o Londres, la muerte es una palabra que jamás se pronuncia porque quema los labios. El mexicano, en cambio, la frecuenta, la burla, la acaricia, duerme con ella, la festeja, es uno de sus juguetes favoritos y su amor más permanente” y es posible que esta familiaridad sea la causa de una débil preparación ante su inesperado arribo.

¿A qué costos se debe enfrentar la familia?

La contratación de un servicio funerario contempla los principales gastos y actividades que se deben efectuar y que normalmente incluyen desde la emisión del certificado de defunción, traslados locales, preparación, renta de la sala para el velatorio, hasta la cremación o inhumación, ataúd, urna, flores y servicios religiosos. Adicionalmente, si una persona fallece en un lugar lejano al de su residencia o donde será su última morada, los tramites de traslado serán más complejos y costosos.

De acuerdo con las estadísticas de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el 2016 se registraron 685,766 fallecimientos en México. Por otra parte, en ese mismo año, la Funeraria J. García López declaró que solo el 2% de la población previene su funeral en México. El inconveniente en la contratación de los servicios funerarios como un servicio inmediato, implica el pago en una sola exhibición del valor del paquete contratado, situación que puede afectar financieramente a la familia.

Mortalidad en México 2016

Mortalidad en México 2016 de acuerdo al INEGI.

Seguro de gastos funerarios, opción económica y sencilla de contratar

Una alternativa económica para las personas que no desean o no se encuentran en posibilidades de contratar un plan de previsión en una agencia funeraria, es el seguro de gastos funerarios de BBVA Bancomer, el cual se encuentra diseñado para ser contratado de forma sencilla y sin la necesidad de envío de documentos. La prima mensual fluctúa entre $28.00 y $135.00 pesos mensuales y el pago de la indemnización cuenta con requisitos mínimos, con la finalidad de entregar en un par de días la suma asegurada.

El seguro puede ser contratado a través de los canales de Bancomer Móvil, Bancomer.com y en los cajeros automáticos BBVA Bancomer, previa invitación del banco. Cuando no se ha recibido la oferta, se puede llamar a la Línea de Seguros Bancomer, para obtener toda la información del seguro y llevar a cabo la contratación. Durante los últimos tres años, la aceptación y conveniencia del seguro de gastos funerarios ha permitido que su contratación se incremente en un 138%

Características generales

La edad de contratación del seguro es de los 18 a los 60 años de edad, pero la renovación del seguro puede realizarse hasta los 99 años. A diferencia de los seguros de vida, en donde el costo de la prima se incrementa con el paso del tiempo, el seguro de gastos funerarios cuenta con una prima nivelada, es decir, que el costo será el mismo sin importar la variación en la edad del asegurado.

Condiciones Seguro

Cuando se presenta un siniestro, la suma asegurada se entrega a los beneficiarios o en caso de no existir esta designación, se entrega conforme a la línea de sucesión (cónyuge, hijos de ambos y padres del asegurado). Un beneficio que incluye el seguro, contempla que, en caso de muerte accidental, se entregará el doble del monto contratado. El pago del seguro se realiza en una sola exhibición y sin necesidad de demostrar que los recursos se utilizarán para gastos funerarios, por lo que el manejo del dinero será determinado exclusivamente por los beneficiarios.

El seguro de gastos funerarios contempla algunas exclusiones, entre las que destacan las enfermedades terminales preexistentes, únicamente durante el primer año de vigencia. Para el caso de muerte accidental, algunas exclusiones aplicables son accidentes ocurridos al realizar actividades deportivas de alto riesgo o que se originen por el asegurado al encontrarse bajo el efecto de sustancias como alcohol y drogas, entre otras. Por ello es importante conocer a detalle las condiciones generales del seguro para disipar cualquier duda.

Otras historias interesantes