Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Transporte 26 mar 2019

¿Qué está pasando en el sector automovilístico?

La compra de bienes duraderos superó su nivel precrisis durante el periodo julio-septiembre de 2018. Sin embargo, la demanda de automóviles sufrió una caída pese a terminar el año alrededor de un 7% por encima de su nivel en el cierre de 2017. Miguel Cardoso, de BBVA Research, explica la evolución reciente de la compra de bienes de consumo duradero y, en particular, de los automóviles.

Gracias a la reducción de la incertidumbre, a la mejora de la renta disponible de las familias, a los bajos tipos bajos de interés y al crecimiento de la oferta de crédito, la compra de bienes duraderos superó su nivel precrisis durante el periodo julio-septiembre de 2018.

Aun así, la puesta en marcha del nuevo protocolo de homologación de emisiones WLTP ha traído como consecuencia una caída en la demanda de automóviles que, por otro lado, terminó el año alrededor de un 7% por encima del nivel con el que finalizó en 2017, alcanzando 1,3 millones de unidades.

¿Cómo han afectado las nuevas regulaciones a la cuota de mercado de los vehículos diésel?

El servicio de estudios de BBVA ha observado una caída en la cuota de mercado de los turismos diésel. De hecho, esta cuota de mercado ha disminuido en un 50% desde los niveles alcanzados en 2010 y, actualmente, pueden observarse niveles similares a los que se vieron en la década de los 90.

Por un lado, las razones detrás de esto son estructurales ya que tienen que ver con la reducción del rodaje medio anual de los vehículos, la aparición de nuevas fuentes de propulsión y con el abaratamiento en el coste de los vehículos que las utilizan. Aun así, lo que vemos principalmente es un cambio regulatorio relacionado con episodios como el ‘dieselgate’.

¿Cuál se espera que sea la tendencia en las ventas de vehículos diésel a futuro?

Se ha observado un deterioro en la percepción que tienen los consumidores acerca de la utilización de motores diésel. En particular, las noticias negativas que se han observado desde 2015 no son suficientes para compensar las positivas. Por tanto, este sentimiento es muy probable que permanezca durante los próximos meses.

En este contexto, BBVA Research espera que este proceso de ‘des dieselización’ continúe en 2019 y 2020 pero a un menor ritmo.

Otras historias interesantes