Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales 10 oct 2019

¿Qué valores representan a los europeos en su vida privada?

La Fundación BBVA presenta la segunda parte de su Estudio Internacional de Valores y Actitudes en Europa, que analiza las actitudes y valores que tienen los europeos en su esfera privada y completa el anterior informe sobre la esfera pública. Se trata de un análisis comparado que identifica con todo lujo de detalle los puntos en común y las diferencias de los ciudadanos europeos en temas de su vida privada como la religión, la ética y las prácticas de controversia moral.

Según destaca el informe de la Fundación BBVA, que toma como muestra a cinco países (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España), los europeos han mejorado su nivel de satisfacción en los últimos diez años, y dan una puntuación media de 7,2 sobre 10. Los españoles están a la cabeza (7,4) en su percepción de la autonomía y del control de sus vidas, por encima del promedio del resto de países (6,7).

El nivel de religiosidad es medio-bajo (4,3 sobre 10 en España frente al 5,7 en el caso de Italia) pese a que la religión sigue teniendo vigencia en todos los países (a excepción de Francia) y a que la mayoría afirma creer en Dios. Los ciudadanos españoles, italianos, franceses, alemanes e ingleses perciben más la religión como una contribución positiva al arte y la cultura, pero no tanto como un elemento para impulsar una sociedad más igualitaria, ética y democrática.

En cuanto a sus principios éticos, la mayoría de los ciudadanos de estos cinco países (el 70% en España) no tiende a adoptar una posición relativista, ya que reconocen la existencia de principios éticos que distinguen entre el bien y el mal. Ahora bien, la mayoría sí aplica una lógica flexible y tiene en cuenta las circunstancias de una situación cuando se trata de analizar la realidad.

El estudio también se refiere a aquellos asuntos que suscitan controversia moral en la sociedad como el aborto, la eutanasia, o el matrimonio homosexual. Estos presentan diferentes niveles de aceptación según los países.

La práctica del aborto es aceptada de forma generalizada por los españoles, británicos y franceses. Por el contrario, en Alemania e Italia hay más división de opiniones y un mayor porcentaje de personas atribuyen al embrión la condición moral de una persona. Si bien, en ambos países, desde 2012 la mayoría ha pasado de rechazar a aceptar el aborto.

La eutanasia y el matrimonio homosexual son otras cuestiones objeto de debate social sobre las que sí hay un consenso más amplio en los cincos países estudiados. El nivel de aceptación de la eutanasia ha ido aumentando desde el año 2012. Y lo mismo ocurre con el matrimonio entre personas del mismo sexo, a excepción de Italia.

Asimismo, existe un acuerdo común sobre uno de los grandes desafíos de nuestro tiempo, la violencia contra las mujeres. El grueso de los europeos identifica a la mujer como la principal víctima del maltrato doméstico, y consideran esta situación como una lacra social que hay que abordar.

Por último, el valor de la familia que tienen los europeos también ha cambiado. La creencia de vivir en pareja y tener hijos para ser feliz es cada vez menos popular, especialmente en España (3,2), que se sitúa debajo de la puntuación media (4,8). Eso sí, los resultados del informe de la Fundación BBVA indican que los hombres vinculan más la felicidad con la vida en pareja.

Otras historias interesantes