Teleasistencia, diseño de muebles o ‘marketing’: la realidad virtual y aumentada abre un mundo de aplicaciones con un potencial insospechado más allá del videojuego.

La apuesta por la realidad aumentada y la realidad virtual en sectores industriales o el marketing  puede convertirse en un motor de crecimiento y en ahorro de costes para los negocios. Mateo Moreno y Carlos López lo tenían claro cuando iniciaron su aventura empresarial.

A finales de 2016 nacía en Valencia Oarsis, incubadora de proyectos de realidad virtual y aumentada. En menos de un año, la incubadora ha lanzado varias startups y ahora prepara su nueva sede en Madrid.

Mateo Moreno, fundador de la aceleradora junto a Carlos López, destaca que cuando pusieron en marcha la aceleradora buscaron alejarse completamente de fenómenos como Pokémon Go: “Quedarnos solo en lo que aporta esta realidad aumentada o virtual a los juegos es un error, tiene muchísimo más valor”.

Tres startups se han beneficiado ya del empeño de los dos emprendedores: VirtuaFlow, que realiza campañas de marketing experiencial para marcas usando realidad virtual; 4Domo, que utiliza la realidad virtual y aumentada en inmuebles para ayudar y poner en contacto a  arquitectos, promotores y constructores, y Wideum, que promueve la teleasistencia con gafas de realidad aumentada en la reparación de maquinaria industrial.

Emprendedores en Oarsis

Oarsis también está detrás de Real o Virtual, un medio especializado y un referente para aquellos que quieran conocer las últimas noticias y los avances de la tecnología. Para Moreno, la realidad aumentada es el “hermano mayor” de la virtual [enlazar a la información sobre realidad virtual y aumentada que os enviamos este mes cuando esté publicada] y mirando hacia el futuro confía en que “se difuminen las barreras entre internet y el mundo real. En 3 ó 4 años los dispositivos van a bajar de precio y vamos a ver un consumo masivo”.

También en Valencia otro grupo de emprendedores confía en las posibilidades de la realidad virtual y aumentada. A principios de 2017 nacía Innoarea Projectsspin off de la Universidad Politécnica de Valencia-  que, al igual que Oarsis, huye del mundo de los videojuegos. Amparo Caballero, responsable de comunicación de la startup declara: “Vimos que tenía mucho potencial para las empresas, nos alejamos de ese efecto ‘wow’ y nos centramos en la parte práctica de la tecnología para ayudar en el día a día de las empresas”.

Caballero destaca tres ámbitos en los que utilizan la realidad virtual: “Prototipado, formación y marketing”. Y explica que “la realidad virtual se puede usar para la simulación de entornos de trabajo, te permite ver cómo va a quedar una máquina nueva, una vivienda que hay que construir o un vehículo por dentro”.

Su empresa está muy enfocada en aportar soluciones a la industria 4.0 e incide en el ahorro de costes que conlleva la utilización de la tecnología al no tener que fabricar prototipos a escala.

Otro de los ámbitos que destaca es la formación: “La recreación virtual te permite simular situaciones de riesgo, resolver una situación como si estuviese en un entorno real”.

En marketing “muchas marcas utilizan esta tecnología en la parte narrativa, para contar historias, pero nosotros lo utilizamos en showrooms, para mostrar el producto de las empresas. Por ejemplo, podemos llevar las máquinas pesadas de los fabricantes en ferias o congresos sin tener que transportarlas. Solo necesitamos  un espacio de tres por tres metros para recrear esas máquinas. Eliminamos las barreras físicas”.

Parte del equipo de Innoarea Projetcs

Comunicación corporativa

Te recomendamos estas noticias

¿Quieres saber más de...?