Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Servicios bancarios 18 jun 2018

SIC, un sistema que brinda soluciones de pago a empresas uruguayas

Ventas Digitales

El desarrollo de la banca digital, el crecimiento del comercio electrónico y la oferta creciente de las instituciones y casas financieras no ha sido ajeno para el mercado uruguayo, realidad que ha llevado a planteamientos en el equipo directivo de las empresas para la búsqueda de nuevas soluciones a sus cobranzas.

En los últimos tiempos, a causa de las nuevas regulaciones derivadas de la Ley de Inclusión Financiera, y en parte a la situación de inseguridad que se vive en el país, entre otros factores, las necesidades de las empresas han transitado hacia nuevas alternativas frente a los canales tradicionales de cobranza.

Caminando en este sentido es que BBVA Uruguay desarrolló SIC, el Sistema Integral de Cobranzas, integrado a BBVA net, que permite la gestión centralizada de las cobranzas para empresas de cualquier porte. El mismo se sustenta en cuatro pilares básicos: seguridad, control, sencillez y eficiencia.

El SIC es un sistema integral que ofrece a las empresas la gestión consolidada de sus cobranzas, a través de un servicio multicanal que permite publicar deudas por tipo de documento.

La principal bondad es la transparencia, basada en la administración de esos documentos de cobranzas emitidos por las empresas (contados, facturas, notas de débito y crédito), que muestra en tiempo real la situación de la cobranza de la empresa.

Esta característica aporta valor a la consolidación de la información, la cual también se da ‘online’ y permite la descarga de archivos para la integración en diversos sistemas de gestión empresarial (ERP).

El Sistema Integral de Cobranzas, integrado a BBVA net, se sustenta en cuatro pilares básicos: seguridad, control, sencillez y eficiencia.

El proceso de utilización es muy simple. La empresa lista en un archivo excel las facturas y comprobantes emitidos y mediante un proceso de validación, obtiene el archivo a subir a BBVA net. Allí se vuelve a validar el archivo y se ponen a disposición los documentos para que los clientes puedan realizar los pagos.

Mediante un aviso por SMS o correo electrónicio, los cuales son proporcionados por la empresa, el deudor es notificado y en ese mismo momento puede efectuar el pago desde BBVA net, por las buzoneras inteligentes o a través de la red de cobranzas Redpagos. Este último canal permite una capilaridad mayor al banco, que logra más de 400 puntos de cobranza disponibles para sus clientes, a lo largo y ancho del país.

El costo por transaccionar en Redpagos es asumido por el cliente recaudador y es de $45 por cada depósito de hasta $ 100.000; en el caso de que sea en cheques, por hasta cinco cheques.

Este sistema tiene varias ventajas para quienes lo contratan:

  • No hay necesidad de efectuar desarrollos en los sistemas informáticos de las empresas que quieran contratar el servicio, ya que todo es realizado desde BBVA net, y es accesible las 24 horas los 365 días del año.
  • Es eficiente, contribuyendo en la simplificación de la cobranza.
  • Es adaptable a cualquier tipo de negocio y complementarios con otras formas de cobranza.
  • Por último, pero no menos importante, aporta seguridad. Los riesgos operativos del manejo de valores físicos en la empresa se minimizan notoriamente.

En una siguiente fase, se contemplan algunas mejoras al SIC, como por ejemplo la posibilidad de operar desde otros bancos de la plaza local.

En suma, el Sistema Integral de Cobranzas representa una oportunidad para mejorar la gestión y operatividad en las cobranzas de las empresas.

Otras historias interesantes