Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

The Rolling Stones en Perú: lo imposible se hace posible

Los legendarios Rolling Stones llegaron al Perú para ofrecer un concierto en Lima por primera vez en su historia. La expectativa en la capital peruana ha superado todos los cálculos previos e incluso, en los últimos tres días, algunos fanáticos han levantado carpas en las afueras del estadio Monumental, donde pasan las noches con la ilusión de acceder a las mejores ubicaciones para la presentación del domingo 6 de marzo.

La fiebre por conseguir una entrada para ver a los Rolling Stones se inició en la capital peruana en noviembre de 2015 y BBVA Continental ha sido una de las entidades que ha hecho posible el esperado arribo de la mítica banda británica al Perú. “Hacer realidad lo imposible nos motiva como marca. Las negociaciones tomaron más de dos años, pero al final se logró traer a los Rolling Stones. Muchas personas nos dijeron que era un objetivo inalcanzable, pero no bajamos los brazos y con mucho esfuerzo se ha logrado que lo imposible sea posible. Queríamos ser parte del concierto que hará historia en el país y darle la mejor experiencia a nuestros clientes”, explica Luciana Olivares, gerente de Publicidad de BBVA Continental.

Los Rolling Stones iniciaron el Olé Tour el pasado 3 de febrero en Santiago de Chile y su recorrido continuó por Argentina, Uruguay y Brasil. Finalizada su presentación en los cuatro países, los músicos compartieron el setlist, que incluyó en todos los casos canciones como Start me up, Paint it black, Honky tonk woman, Miss you, Sympathy for the devil, Can’t always get, Satisfaction y Brown sugar. Se espera que en Perú estas canciones también suenen el 6 de marzo.

Mick Jagger y Keith Richards fueron los más ovacionados en Argentina.

Mick Jagger y Keith Richards durante el Olé Tour Latinoamérica en Argentina. - Foto Javier Zapata

 

Los críticos consideran que, en vivo, los Rolling Stones trascienden el marco estrictamente musical y ofrecen una experiencia difícil de igualar por otras bandas. Por ejemplo, el periodista Clive Crump, en un artículo publicado en The Huffington Post, hizo referencia a que se produce “una química intuitiva particular entre la banda y el público. Sobre todo cuando (Mick) Jagger canta y salta sobre el escenario. Keith (Richards) y Ronnie (Wood) hacen también lo mismo. Charlie (Watts) brilla por su incomparable sonido de la batería, por lo que es fácil que uno se pierda y sea transportado a un estado místico de gozo”.

Un componente especial de la visita de los Rolling Stones al Perú es la presencia de Mick Jagger, quien ha estado muy relacionado con el país andino tras su fallida actuación en la película Fitzcarraldo. En 1981 el director alemán Werner Herzog llegó a la amazonia peruana para grabar la película que le permitió ganar el premio al Mejor Director del Festival de Cannes.

Inicialmente la película tendría como protagonista a Jason Robards, quien sería Fitzcarraldo, un singular empresario irlandés, amante de la ópera y cuyo sueño de vida era levantar un teatro en la selva amazónica. El otro protagonista de la cinta sería Mick Jagger, que llegó al Perú para interpretar el papel de asistente de Fitzcarraldo.

Cuando casi el 40% de la película estaba ya grabada, Jason cayó enfermo de disentería y el rodaje sufrió un retraso que terminó arruinando todos los planes del director. En medio del problema, Herzog intentó convencer a Mick Jagger para que interprete a Fitzcarraldo, pero el músico rechazó el ofrecimiento. Este inesperado revés obligó a que Herzog convocara nuevos actores y apostara por Klaus Kinski y Claudia Cardinale como figuras estelares.

Tras su presentación en Lima, los Rolling Stones partirán inmediatamente a Colombia y luego a México. Su gira latinoamericana se cerrará con un concierto gratuito en los alrededores de la Ciudad Deportiva de La Habana el próximo 25 de marzo. Es decir, el Viernes Santo, tres días después de la histórica visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la isla.

Otras historias interesantes