Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tres décadas de aventuras con la Ruta BBVA

Fotografía de Ruta BBVA 2014 en la Quebrada Quehuisa BBVA

Con más de 10.000 expedicionarios en sus 30 ediciones, la Ruta BBVA emprendía una nueva aventura en 2015 con destino Colombia. El país de las piedras verdes, en referencia a sus esmeraldas, acogía a los 171 jóvenes estudiantes de 18 y 19 años desde el norte caribeño hasta la capital, Bogotá. Antes, esta aula itinerante había recorrido España en peregrinaje hacia Santiago de Compostela. Además, los chicos han recibido una completa formación sobre emprendimiento social, foco principal del programa académico. Aventura, estudios y convivencia que marcará sus vidas para siempre.

La Expedición 2015 comenzó el 25 de junio en Madrid. Los estudiantes de 21 países llegaban a la capital de España para iniciar este camino que lleva 30 ediciones formando a jóvenes en la aventura de la vida. Una audiencia con el rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela marcaba el inicio de la expedición. Su Majestad no quiso perder la oportunidad de saludar a los chicos, felicitarles por ser parte de este proyecto y animarles a estrechar lazos y formar parte de la “comunidad iberoamericana de ruteros”.

En Madrid, los jóvenes visitaron el Museo del Prado, el Palacio Real y llevaron a cabo la primera de las sesiones de emprendimiento. El programa académico de esta expedición ha estado vertebrado en talleres y actividades de desarrollo de habilidades emprendedoras de los estudiantes. Los jóvenes, que tuvieron que realizar un proyecto para acceder a la beca, estudiaron durante su viaje las 28 mejores ideas presentadas en el concurso.

Una parada especial en el camino fue Toledo. La ciudad celebra este año el IV centenario de la publicación del segundo tomo del Quijote, una buena excusa para profundizar en el autor más relevante de las letras españolas, Miguel de Cervantes. En Ávila, y para conmemorar los 500 años de su nacimiento, la expedición estudió la vida y obra de Santa Teresa de Jesús. La exposición sobre la mística de ‘Las edades del hombre’ y el obligatorio paseo por las murallas, llenaron la agenda de la jornada.

La Expedición cruzó Castilla y León con paradas en Santervás de Campos, León y el yacimiento arqueológico de Las Médulas, antes de ponerse el traje de peregrinos. Tres etapas del Camino de Santiago pusieron a prueba a los ruteros en una de las partes más exigentes en el apartado físico. Los expedicionarios aprovecharon para pintar las famosas flechas amarillas que guían a los caminantes en su marcha hasta Santiago. Ya en la capital compostelana, Ruta BBVA se reunió con Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia, en la plaza del Obradoiro. Además, los jóvenes realizaron padelsurf sobre el río Miño y culminaron su peregrinación en Finisterre.

La Ruta de las esmeraldas

Colombia recibió con los brazos abiertos a la Expedición 2015. El presidente de BBVA Colombia, Óscar Cabrera, se reunió con los chicos para destacar la importancia de su viaje dentro del proceso de paz que está viviendo el país en los últimos 5 años. La primera parada del periplo colombiano fue la bella Cartagena de Indias. Los más de 170 jóvenes visitaron las coloridas calles de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, que además inspiraron la historia de Florentino Ariza y Fermina Daza en ‘El amor en los tiempos del cólera’. Precisamente García Márquez y su obra ha sido uno de los protagonistas de esta parte del viaje. Los estudiantes tuvieron la oportunidad de charlar con Jaime García Márquez, hermano del nobel colombiano. Posteriormente, los chicos ampliarían sus conocimientos sobre el realismo mágico con la visita a Aracataca, pueblo natal del gran Gabo, una localidad en la que Macondo está presente en cada esquina y los Buendía asoman en los rostros de sus vecinos.

La aventura es un elemento importante dentro de las actividades de Ruta BBVA, y en Parque Nacional de Tayrona tuvieron la oportunidad de vivirla. La Expedición acampó en la playa del parque para al día siguiente realizar una marcha de cerca de 30 km. El objetivo era llegar a Pueblito, donde se encuentran unos antiguos restos de la cultura Kogui. Los jóvenes disfrutaron de hermosos paisajes durante la marcha: desde frondosas partes con espesa vegetación tropical hasta zonas de rocas donde se vieron obligados a escalar. La marcha finalizó con gratificante baño en la paradisiaca playa de San Juan de Guía.

Dejando atrás las altas temperaturas, Ruta BBVA se desplazó hasta el departamento de Santander para conocer Bucaramanga, cuarta población del país en número de habitantes. Pero lo que sin duda llamó la atención de los expedicionarios fue la visita a Barichara, declarado el “pueblo más bello de Colombia”. Con calles de piedra arenosa, fachadas blancas y tejados rojizos, los paisajes recordaban a cualquier pueblo manchego poniendo en relieve el pasado colonial de la zona. Barichara cuenta además con un atractivo gastronómico muy especial, las hormigas culonas fritas, que los estudiantes no dudan en probar.

Tunja, Villa de Leyva o Guane fueron algunos de los pueblos que atravesaron antes de enfrentarse a un nuevo reto: el cañón del Chicamocha, el segundo más largo del mundo. Nueve largas horas de marcha bajo un sol siempre presente que culminó a 1.200 metros de altura y con una impresionante bajada en teleférico.

Y finalmente Bogotá. La capital del país se convertía en la última parada de la Ruta BBVA que tras 32 días de viaje culminaba por todo lo alto. En Bogotá, los expedicionarios visitaron el Museo del Oro para ver de cerca uno de los símbolos de esta aventura, ‘La Lechuga’, una custodia formada por cerca de 1.500 esmeraldas. Como broche de oro a la treinta edición de la Ruta, el presidente Santos recibía a la expedición para nombrar a los estudiantes “embajadores de Colombia en el mundo”.

Te recomendamos estas noticias