Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La ubicación es un factor clave para elegir universidad

La localización de una universidad, y no su titularidad pública o privada ni su tamaño, es la circunstancia que más determina los resultados docentes e investigadores de los centros de estudios superiores en España, y también la empleabilidad de sus graduados. Es una de las conclusiones de U-Ranking, el estudio sobre el sistema universitario español realizado por la Fundación BBVA y el Ivie, que compara 2.312 grados impartidos en 61 universidades.

La quinta edición de U-Ranking confirma que la mayoría de universidades españolas que destacan por sus resultados docentes, investigadores, así como en innovación y desarrollo tecnológico, están situadas en las grandes áreas metropolitanas. Con frecuencia, estos centros disfrutan de sinergias con el entorno en el que se ubican que influyen también en las posibilidades de encontrar empleo de sus titulados, afirman los autores del estudio. Se trata de instituciones que ofrecen mayores posibilidades de inserción laboral a sus estudiantes, tanto por su calidad y reputación como por las mejores oportunidades de trabajo –en cantidad y calidad– que ofrece el tejido productivo de las regiones más desarrolladas.

Los mayores problemas para encontrar empleo que tienen los graduados en universidades ubicadas en provincias de menor nivel de desarrollo y con economías menos innovadoras no son necesariamente consecuencia de la formación recibida, sino que se deben también a las menores oportunidades que ofrece el entorno. Superar esos obstáculos requiere fomentar entre los estudiantes una disposición a la movilidad, que les anime a contemplar sistemas universitarios y mercados de trabajo tan amplios como sea posible. “Y esa sí es una responsabilidad de las universidades”, afirma el informe.

Las públicas lideran el ranking global

Cinco universidades públicas ubicadas en Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana encabezan la clasificación de U-Ranking 2017. Por tercer año consecutivo, la Universitat Pompeu Fabra ocupa el primer puesto en la lista global. Le acompañan en segunda y tercera posición, la Universitat Politècnica de Catalunya, la Carlos III de Madrid, la Universidad de Rovira i Virgili, y la Politècnica de València.

Los centros financiados con fondos públicos dominan el ranking general (27 de las 31 primeras son universidades públicas), y destacan especialmente en actividad investigadora –las 25 primeras son públicas–. La ventaja de las públicas sobre las privadas también es nítida en innovación y desarrollo tecnológico, donde las 16 primeras de la lista son públicas.

Las privadas sobresalen en docencia

Mientras que la investigación está claramente dominada por las grandes universidades públicas, en docencia dominan las privadas. Seis de las 10 primeras instituciones representadas en esta clasificación son de titularidad privada y, en conjunto, los resultados docentes de las universidades privadas superan en un 11% la media del sistema universitario.

Empleabilidad de los titulados

En opinión de los autores de la investigación, la información disponible no permite evaluar con precisión las diferencias de resultados de las universidades en cuanto a la empleabilidad de sus titulados. Por esta razón, U-Ranking no incluye esta variable entre las que considera para elaborar la clasificación general.

Sin embargo, el informe ofrece un indicador homogéneo de empleabilidad (IHE) que muestra cómo el aprovechamiento de las sinergias entre las universidades y su entorno facilita la incorporación de los alumnos al mercado laboral. Según este índice, las universidades de Cataluña, Aragón, Baleares, País Vasco y Madrid obtienen resultados superiores a la media en empleabilidad de sus graduados.

Otras historias interesantes