Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

“La recuperación económica de Argentina y Brasil puede producirse con cierta rapidez”

El contexto internacional condiciona enormemente la situación macro en América Latina, y en concreto, “actualmente las incertidumbres por las relaciones entre EE.UU. y China plantean un escenario retador para la región que sufre como espectador los efectos de las tensiones arancelarias entre ambos países”. Para Juan Ruiz, economista jefe de BBVA Research para América del Sur, “la recuperación, tanto de Argentina como Brasil, pueden producirse con cierta rapidez aunque los desequilibrios están ahí”. En cuanto a Uruguay, reconoce que “indudablemente su economía se está viendo afectada por los ciclos económicos negativos de sus poderosos vecinos”.

A pesar de eso, Juan Ruiz considera en una entrevista publicada por el diario uruguayo El País que “Uruguay se ha dotado de una estructura de financiación que la hace menos dependiente de los efectos más negativos”. En ese sentido, señaló que el proceso electoral, que se vive en el país aporta “a diferencia de Argentina”, certidumbre para el inversor internacional. “En Uruguay no creemos que vaya a haber muchas diferencias en el manejo macroeconómico dependiendo de una opción u otra”.

El economista jefe de BBVA Research para América del Sur reconoce que desde la última crisis hace ya 16 años, “Uruguay ha dado pasos importantes para desarrollar una estructura productiva y de financiación que lo hace menos vulnerable”. A pesar de eso, existen sectores donde, a su juicio, la economía argentina continúa condicionando mucho, como el turismo.

Nota a Juan Manuel Ruiz, economista jefe de BBVA Research para America del Sur, en su sede de Montevideo, ND 20190605, foto Leonardo Maine - Archivo El Pais

El economista jefe de BBVA Research para América del Sur, Juan Ruiz, en un momento de la entrevista en Montevideo. - Foto: Leonardo Mainé. El País.

“En Uruguay hemos visto una debilidad del crecimiento y de la demanda interna el ejercicio pasado y este año también”. Las noticias positivas, a su juicio, vendrán entre otras, de los planes de UPM (empresa finlandesa que promueve una planta de celulosa cerca de Montevideo) “una gran inversión que junto a las obras conexas, puede contribuir a reanimar la demanda en el país.”

Es la política fiscal donde, según Juan Ruiz, más debería trabajar el nuevo ejecutivo que salga de las urnas el 27 de octubre, “en términos de ofrecer un debate y una vía de consolidación desde los niveles actuales (del 4,8% del PIB)”. A pesar de esa “necesaria reconducción del déficit a niveles más bajos”, el economista considera que gracias al nivel de activos (de reserva) que tiene Uruguay , uno de los más altos de América Latina en relación a su economía, el manejo de la deuda reduce muchísimo sus vulnerabilidades.

Ventana abierta al optimismo en Argentina en 2020

En el caso argentino reconoce que la cercanía de las elecciones y especialmente, su incierto resultado inquietan a los inversores internacionales dada la enorme diferencia entre los planteamientos sobre política económica de las dos opciones mayoritarias. A pesar de eso, Juan Ruiz se muestra relativamente optimista y confía en su rápida capacidad de recuperación “siempre y cuando se produzcan los consensos necesarios para tomar las medidas que están perfectamente identificadas y que son necesarias”. A partir de ahí, el potencial de Argentina perfectamente puede sostener crecimientos de 2,5% e incluso superiores. “Pasada la incertidumbre electoral y una vez que quede claro cual va a ser el lineamiento económico de los próximos cuatro años, creemos que en el 2020 ya podríamos estar viendo un rebote de la actividad importante que podría llegar incluso al 3%”, pronosticó.

“Una vez que quede claro cual va a ser el lineamiento económico (argentino) podríamos estar viendo un rebote que podría llegar incluso al 3%”

Respecto a Brasil, Juan  Ruiz cree que si se implementan reformas “lo suficientemente ambiciosas”, el país tiene la capacidad de crecer a tasas más cercanas a su potencial, en torno al 3%. Entre ellas “y con una cierta urgencia” habría que promover la del sistema de pensiones para enfrentar el problema fiscal y elevado déficit. “Es un problema políticamente complicado y nuestra expectativa es que probablemente esa reforma no sea todo lo ambiciosa que se necesitaría”.

A nivel regional, también observa mejor posicionadas a las economías del arco del Pacífico. “En Colombia, Perú y Chile veo mayor estabilidad y capacidad de resistir esos ‘shocks’ externos del escenario internacional”, resumió.

A su juicio, uno de los riesgos es la relación de toda la región con China. Un país que “tiene el potencial de ser muy disruptivo por el lado de flujos comerciales, con impacto significativo en el crecimiento” y a cuyos ciclos América del Sur está “muy enganchada con la demanda de ‘commodities’”. Además, por el lado financiero “puede haber un efecto negativo significativo en flujos de capital a la región y empeoramiento de condiciones financieras”, explicó.

“La recuperación para América Latina la estamos posponiendo para 2020”

Para Juan Ruiz, el escenario central es de “una desaceleración gradual y ordenada del crecimiento global, con un apoyo de los bancos centrales -y en el caso de China también fiscal- para proveer los estímulos para asegurar ese gradualismo y contener un aumento de la volatilidad financiera como tuvimos el año pasado”.

Este escenario se ha reflejado en las previsiones de crecimiento de BBVA Research que ya recogen una corrección a la baja. “La recuperación para América Latina la estamos posponiendo para 2020 con una expansión del 2,3%. 2019 va a ser un año de crecimiento más modesto de 1,7%. Hay riesgos significativos alrededor de esa predicción central”, concluyó.

Otras historias interesantes