Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 08 oct 2018

Voluntariado social de BBVA Paraguay: la dicha de dar y recibir

El voluntariado social y corporativo de BBVA se centra en actividades que fomentan la educación financiera, el emprendimiento, la preservación del medio ambiente y el compromiso social. En Paraguay, los voluntarios participaron en actividades que promovieron la importancia del hábito del ahorro dirigida a niñas y niños de la Fundación Alda y de escuelas públicas del interior del país.

Cuando algo se hace con pasión y alegría, sólo pueden salir cosas buenas y positivas. Sobre todo cuando se trata de voluntariado con niños, pues ellos logran sacar lo mejor de cada uno. Eso fue lo que se vivió en Paraguay, en donde más de 120 voluntarios compartieron tardes diferentes y muy gratificantes con niños de la Fundación Alda en la matriz del banco, así como con niños de escuelas públicas en las sucursales de Encarnación, Santa Rita, Campo 9 y Pedro Juan Caballero.

Esta es la historia de muchos voluntarios que comunicaron su forma de sentir respecto a esta forma de participación en proyectos sociales, promovidos en su lugar de trabajo. Más allá del arduo trabajo del día a día, dieron su tiempo para involucrarse con una causa social, con la intención de colaborar con niños y dejarles una enseñanza de vida.

Oscar Gómez, ‘front office’ de la sucursal de Campo 9, lo tomó como una responsabilidad positiva: “Al interactuar con los alumnos, nos dábamos cuenta de la importancia de esto. No fue solamente el dar una charla, sino que ellos comprendieran verdaderamente el valor del ahorro por medio del compartir juntos, hacer las alcancías paso a paso. Fue una experiencia nueva para ellos. Al final todos nos sentíamos felices por la presencia de los niños y lo realizado con ellos”.

Voluntariado Social

Niñas y niños prestando atención a la charla sobre Ahorro en la Sucursal de Campo 9.

Ricardo Maduro, responsable del área de Finanzas del banco, remarcó la importancia de las actividades por la semana del voluntariado: “La iniciativa del banco de inculcar en los niños desde pequeños la importancia del ahorro y darles la oportunidad de que ellos mismos hagan sus alcancías es una semilla para que en el futuro tengan conciencia del ahorro”.

“Inculcar en los niños desde pequeños la importancia del ahorro y darles la oportunidad de que ellos mismos hagan sus alcancías es una semilla para su futuro”

¿Cómo lo vivieron los niños?

Uno de los testimonios que llamó mucho la atención fue el de Enzo, que tiene siete años y asiste a un colegio en la ciudad de Limpio. Su sueño es ser paleontólogo y desea ahorrar para comprar un ‘kit’ de restauración paleontológica “para limpiar los fósiles”, según sus propias palabras.

Esta pasión que siente Enzo por los dinosaurios empezó desde muy chico. “Primero mi papá me mostró un video de un dinosaurio cuando era chiquitito, luego me regaló muchos CDs como Dino Trend y ahora comencé a ver los videos de lucha, los peces jurásicos y muchas cosas relacionadas con dinosaurios”.

Durante el transcurso de la actividad, el compañero que se encargó de dar la charla sobre el ahorro preguntó a cada uno de los niños allí presentes cuál sería su meta o aquello que desean con fervor para que el ahorro rinda sus frutos. Jazmín, por ejemplo, comentó que desea ahorrar para comprar libros, pues cuando sea grande quiere ser pediatra, una idea que le surgió gracias a los juegos lúdicos y libros con los que ha crecido.

En el taller de arte se realizó el armado de alcancías con botellas de plástico recicladas por los propios voluntarios.

La magia del voluntariado es que todos pueden llevarlo a la práctica y experimentar la dicha de dar. Lidia Aranda, gestor senior de la oficina de Santa Rita, explica muy bien este sentimiento: “Aportar algo a los niños que participaron fue una experiencia inolvidable, verlos tan contentos me llevó a entender que no es necesario tener mucho para ser felices”.

Sonia Chena, directora del área Comercial de BBVA Paraguay, señaló que el voluntariado beneficia más a quien lo practica ya que “se llena el corazón de alegría al trabajar y colaborar con esto que hace tanto bien. Nosotros somos los más beneficiados al compartir con estos niños y ayudar en algo para que sus sueños sean una realidad”.

Voluntariado Social

Las experiencias que viven los voluntarios son sumamente gratificantes.

No existen reglas para aportar tiempo en beneficio de los demás. En BBVA se entiende el voluntariado como una actitud frente a la vida y para con la sociedad, pues tiene un carácter intrínseco de cambio y transformación social que promueve valores como trabajo en equipo, respeto y compromiso.

Para Estefanía Mendieta, responsable de Esquemas de Incentivación, es muy enriquecedor compartir con los niños y que te cuenten su experiencia, sus sueños. “Sentimos que les podemos ayudar a tener sueños más grandes”, explica.

Por otro lado, Juan Vicente, del área de Ingeniería atestiguó: “Estamos viviendo esta experiencia a nivel global y realmente nos pone del lado humano y es una hermosa actividad la de compartir con los chicos, lo cual nos llena el espíritu de alegría”.

Un voluntariado no es más que una forma de enfocar el trabajo, dando una mano a alguien que lo necesita. Las actividades de voluntariado no tienen por qué ser desagradables, sino incluso divertidas y aprender de ellas.

En palabras de Óscar, “al estar comprometidos y hacer que resulte, el beneficio es mayor para nosotros que nos sentíamos muy felices por lo realizado”. Lidia, por su parte, recomienda sin lugar a dudas hacer un voluntariado “para aprender y valorar lo que tenemos”.

Mediante la alianza que mantiene BBVA Paraguay con la Fundación Alda desde hace más de cinco años, el banco lleva adelante muchas de las acciones sociales que viene desarrollando. Una manera efectiva de hacerlo es proporcionando herramientas a las personas, especialmente a niñas y niños, para fomentar así el hábito del ahorro desde la niñez.

Romilio González, responsable de Patrocinio de la Fundación, indicó que al comentarles sobre la actividad a los directores de la escuela, les gustó mucho ya que fue planteado como un paseo de aprendizaje pedagógico. “Este taller de arte dio la posibilidad a los niños de expresarse y por sobretodo, de aprender sobre el ahorro. El grupo estaba muy contento. Algunos niños en el camino de vuelta a la escuela ya depositaron las primeras monedas en sus alcancías”.

“Algunos niños en el camino de vuelta a la escuela ya depositaron las primeras monedas en sus alcancías”

BBVA celebró la Semana del Voluntariado Global, una iniciativa que permitió que los colaboradores se involucren, como un solo equipo, en actividades de voluntariado social.

Otras historias interesantes