Si uno de los objetivos como viajero para estas vacaciones es visitar un gran territorio, puede que se quiera hacer a bordo de un medio de transporte que proporcione autonomía suficiente. Y si para ello es necesario recurrir al alquiler, hay varias cosas a tener en cuenta.

Igual te interesa…

fotografia de tarjeta de credito bbva

Viajar en coche o moto supone uno de los grandes placeres de la vida para muchos. Es por eso que es cada vez más común que la gente se embarque en aventuras vacacionales que permitan conocer el territorio más amplio posible. Probablemente la mejor opción para hacerlo sea utilizar un vehículo independiente con el que no haya que preocuparse por horarios, escalas, transbordos o cargar con maletas de un lado para otro. Pero no todo el mundo puede o quiere utilizar uno propio para ello. Por suerte hay multitud de empresas de alquiler de vehículos y webs que comparan sus servicios.

1. Una buena forma de empezar a planificar un viaje de estas características es hacer una investigación previa del sitio que se va a visitar, para detectar los lugares de mayor interés. De esta forma se configurará una ruta bien estructurada, fijando un punto de salida y las paradas obligatorias a realizar a lo largo del trayecto.

2. Después se podrá comenzar con la reserva de alojamientos y medios de transporte. Lo primero que se necesitará será una tarjeta de crédito para pagar el alquiler y recoger el vehículo, además de informarte sobre si incluye algún tipo de seguro que cubra incidentes. Es uno de los requisitos más habituales que exigen las compañías.

BBVA ofrece varias opciones

Tarjeta Después BBVA: para pagar lo gastado a fin de mes o financiarlo en varios plazos.
Tarjeta A Tu Ritmo BBVA: la tarjeta de crédito de pago aplazado de BBVA con la que todas las compras se financiarán al momento.

Para menores de 30 años
Tarjeta Después Blue: la tarjeta de crédito de BBVA para los menores de 30 años.
Tarjeta A Tu Ritmo Blue: tarjeta de crédito de pago aplazado para menores de 30 años.

Con puntos y descuentos
Tarjeta Repsol más Crédito BBVA: tiene un descuento de hasta 7 céntimos/litro al repostar en estaciones de servicio Repsol, Campsa y Petronor.
Tarjeta Iberia Sendo: con las compras diarias se consiguen Avios, que se pueden canjear por vuelos, noches de hotel, alquiler de coches y mucho más.

Algunas tarjetas de crédito incluyen seguros de viaje que permitirán afrontar las vacaciones con mayor tranquilidad.

3. Reservar con la mayor antelación posible para encontrar las mejores ofertas, antes de que suba la demanda y los precios. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de compañías es gratis cancelar o cambiar una reserva ‘online’ hasta pocos días antes del viaje, por lo que es mejor reservar cuanto antes y luego hacer modificaciones, que esperar a última hora para hacerlo. Eso sí, es necesario comprobar con cuánta antelación se permite hacer una cancelación gratuita.

Igual te interesa…

ahorrO GENTE VACACIONES TECNOLOGIA VIDA RECURSO

4. Estudiar detenidamente las ofertas que ofrece cada compañía; suele ser más barato reservar unos días que otros o un número concreto de días. Algunas disponen de descuentos para clientes de aerolíneas como Iberia o Air France en programas de fidelización, en los que el registro suele ser gratuito.

5. Leer con atención el contrato de alquiler y asegurarse de que se puede cumplir con todo. Además, revisar los requisitos de combustible y kilometraje. Lo normal (y lo mejor para que no haya incremento en el cobro) es que se entregue el vehículo con el depósito lleno y se tenga que devolver del mismo modo.

6. Asegurarse de los horarios en los que se puede recoger  y devolver el vehículo en los centros de alquiler, no vaya a ser que se haga a una hora en la que ya estén cerrados y haya que, en el caso de la devolución, pagar gastos innecesarios de demora.

7. Muchas compañías cobran un dinero adicional si el conductor tiene menos de 25 años o si tiene el carné desde hace menos de un número determinado de años. Es algo a tener en cuenta para valorar las distintas opciones.

8. Hacer fotos del vehículo en el momento de recogida, así si hay algún desperfecto no haya culpa alguna del usuario. Asimismo, lo mejor es dejar por escrito los daños en los documentos de alquiler.

Por lo tanto, lo más importante es elegir qué transporte es el más adecuado para el tipo de viaje que se va a emprender, teniendo en cuenta las plazas y el espacio necesarios, y estar lo más informado posible sobre los requisitos que hay que cumplir a la hora de solicitar un alquiler, para no llevarse sorpresas.

Además, se puede aprovechar la ocasión para darse un capricho y hacerse con un vehículo al que no se suela tener acceso de forma habitual —¿quién no ha soñado alguna vez con viajar en un descapotable o en una flamante Harley Davidson?— , ya sea solo, con pareja o con el mejor amigo a lo Thelma y Louise; la idea es tentadora.

Comunicación corporativa

Te recomendamos estas noticias

¿Quieres saber más de...?