Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Niños 19 feb 2018

Ahorrar cuando se viaja con niños, es posible

Las familias con hijos que vayan a realizar un viaje de corta o larga distancia dentro del territorio nacional deben saber que, dependiendo del transporte que elijan y de la edad de los menores, los precios varían. En algunos casos el ahorro puede suponer un 40% sobre la tarifa general o incluso la gratuidad. Una vez que se tenga la documentación para viajar preparada, es aconsejable buscar el medio de transporte que más se adapte al bolsillo.

Cuando una familia decide viajar con sus hijos debe realizar una previsión de los gastos que implicará el salir de casa durante unos días. El primero de ellos, y que en numerosas ocasiones condiciona el tener que cambiar de destino, es el transporte. ¿Tren, autobús, barco o avión? Posibilidades hay muchas. Todo depende de la economía doméstica de cada familia.

Según las estimaciones de BBVA Research, el transporte, la alimentación y la vivienda concentran en torno a la mitad del gasto en el hogar. En España, el peso del transporte tiene un peso más reducido en los hogares con niños menores de tres años.

BBVA Baby Planner, la nueva herramienta para clientes y no clientes del banco, ayuda en la organización económica familiar para evitar sustos inesperados. Pero además existen descuentos en materia de transporte que supondrán un alivio a la hora de viajar.

Red ferroviaria

En AVE, Larga Distancia, Avant Media Distancia Convencional, los niños menores de 14 años que ocupen plaza tienen un descuento del 40% sobre la tarifa general y los menores de cuatro años viajan gratis si no ocupan asiento. Beneficios que se aplican todos los días de la semana, en todas las clases y trenes.

En Cercanías, hasta dos niños menores de seis años que no participen de un billete de grupo podrán viajar gratuitamente, siempre que no ocupen plaza, excepto en Rodalies de Catalunya, donde los niños pagan a partir de los cuatro años.

Transporte aéreo

Cada línea aérea establece su propia política de tarifas. En el caso de Iberia, los niños menores de dos años que no ocupen asiento, pagan el 10% de la tarifa. Si lo ocupan, serán tratados como niños de entre 2 y 11 años, aplicándoles  un porcentaje de descuento que irá en función de la tarifa elegida, exceptuando las tarifas más económicas en las que no se aplicará dicho descuento.

Vueling dispone de una tarifa fija de 30€ para los menores de dos años. A partir de esa edad, cuentan como adulto.

En vuelos nacionales, Norwegian establece que los bebés que viajen sentados en el regazo del adulto y sean menores de dos años de edad pagan un 10% de la tarifa del adulto. En los internacionales. Los niños de 2 a 11 años pagan el billete infantil, un 75% de la tarifa de un adulto más las tasas correspondientes. A partir de los 12 años pagan la tarifa de adulto.

Transporte marítimo

En el transporte marítimo sucede como en el aéreo: cada empresa establece sus tarifas. Si se viaja con Balearia, los bebés de menos de un año viajan gratis. Los niños de 1 a 13 años tienen un descuento en el billete del 50% con respecto a la tarifa de adulto.

Por su parte Transmediterránea establece que los menores de 2 años pagan únicamente las tasas portuarias y un suplemento, mientras que a partir de esa edad y hasta los 13 años pagarán el 50% de la tarifa.

Transporte terrestre

Aquellas familias que decidan viajar con sus hijos en autobús, en ALSA hay descuento del 100% para menores de 4 años y del 30% para niños de entre 4 y 12 años, siempre que se compre bien billete de ida e ida y vuelta cerrada.

Transporte público en Madrid y Barcelona

En la Comunidad de Madrid, el acceso al transporte público (metro, autobuses EMT ni Interurbanos) es gratuito para los niños hasta que cumplas los 7 años.

En Barcelona los menores de cuatros años están exentos de disponer de un billete de transporte. A partir de esta edad, sí deben adquirirlo.

Otras historias interesantes