Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Planes de ahorro 14 may 2015

Cuentas infantiles de ahorro: todo lo que hay que saber

¿Quiere tener dinero para la universidad de su hijos, su boda o simplemente ir guardándolo para dárselo cuando sea mayor? Entonces, y sin dudarlo, lo mejor que podría hacer es una cuenta de ahorro para niños y un plan dirigido hacia la misma; estas cuentas infantiles son una forma segura y fácil de ahorrar dinero con alguna que otra ventaja bastante interesante.

En primer lugar, hay que destacar que una cuenta de ahorro para niños tiene una peculiaridad fundamental, y es que, esta cuenta, una vez constituida, sólo podrá recuperarse el dinero íntegro -más los intereses- a partir de la mayoría de edad del niño, en caso de querer hacerlo antes, o de cancelar dicha cuenta, habrá una penalización.

Por tanto, unos padres que quieran realizar un ahorro a muy largo plazo, pueden obtener este tipo de cuenta ahorro, que entre otras ventajas, cuenta con un seguro de vida familiar, con lo que si le pasa algo a alguno de los padres del niño al que vaya suscrita la cuenta, el niño dispondrá de un ingreso en dicha cuenta de la prima del seguro.

Dentro del sector bancario español, este tipo de productos lo ofrecen sobre todo las cajas de ahorros, aunque resultaría interesante realizar una pequeña investigación entre todos los tipos y condiciones que ofrecen ya que es un tipo de cuenta de ahorro tan abierta, que podría encontrar muchas condiciones de intereses, cuantías y primas en cuanto al seguro de vida, por lo que una negociación o investigación sobre este tipo de producto, puede ayudar a conseguir un tipo de producto totalmente ajustado a sus necesidades.

Las ventajas de ahorrar desde niños

Otro punto a favor de este tipo de cuentas de ahorro, es que no poseen ningún tipo de comisiones ni gastos y no exigen un tipo de saldo o ingreso mínimo. Y en cuanto a penalizaciones, sólo cuenta con la que se comentaba anteriormente sobre la cancelación anticipada de dicha cuenta de ahorro.

Aunque dependiendo de la entidad financiera donde sea contratada, entenderán como el fin de la cuenta, o la llegada del niño a la mayoría de edad a los 16 ó 18 años; algo que podrá revisar en las condiciones contractuales de la cuenta a la hora de contratarla.

En cuanto al rendimiento en intereses que ofrecen, lo más habitual es que ronde el 1,5% TAE, es decir, que por cada 100 euros que tenga el 1 Enero del año X, el 1 de Enero del año X+1 contaría con 101,5€. En caso de tener ingresos intermedios, se aplicará el mismo 1,5% TAE, pero al ser a menor cantidad de tiempo y liquidarse siempre a 31 de Diciembre, le darían a fecha 1 de Enero una cuantía equivalente a dicho interés.

Un producto, en definitiva, bastante interesante y que puede ayudarle a mantener un flujo de dinero de forma constante generando intereses durante muchos años y que a posteriori puede ser muy útil para diversos gastos.

¿Quieres abrir una cuenta BBVA para tus hijos?

España | México | Argentina | Perú | Colombia

Otras historias interesantes