Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Mercados globales 24 ago 2018

Aprende con BBVA Trader: operativa apalancada con acciones

La plataforma BBVA Trader pone diversas herramientas y contenidos especializados a disposición de aquellos usuarios que quieran conocer más en profundidad el mundo del ‘trading’. El apalancamiento con acciones es un tipo de operativa que nos ofrece esta plataforma y de la que podemos aprender gracias a la información disponible en ella.

Para entender el funcionamiento de este tipo de operaciones, es esencial comenzar definiendo el concepto de apalancamiento. Se trata de un mecanismo de ‘trading’ a través del cual el inversor puede obtener una mayor exposición en el mercado desembolsando sólo una parte del valor total de la inversión. En consecuencia, la operativa apalancada en acciones permite tomar una posición en un valor sin tener que desembolsar el efectivo total que supondría la compra de las acciones, sino solamente un porcentaje del mismo.

Todo inversor que quiera realizar una operativa de apalancamiento en acciones debe conocer los siguientes términos:

  • Capacidad de compra: refleja el importe que puede invertir el inversor mediante la operativa apalancada, siendo este mayor que el saldo en efectivo disponible en la cuenta.
  • Ratio de cobertura o riesgo: indicador fundamental que debe tener en constante consideración el inversor. Señala el porcentaje de saldo neto en la cuenta en relación con el importe apalancado o cantidad de dinero que se va a desembolsar.
  • ’Margin calls’: si el ratio de cobertura o riesgo cae por debajo del requisito mínimo exigido para poder mantener la posición apalancada, BBVA Trader emitirá un ‘margin call’, es decir, un aviso advirtiendo al inversor de que tiene una exposición excesiva y está asumiendo un riesgo en el mercado superior al permitido.
  • Cierre de posiciones: situación en la que BBVA, una vez enviados los correspondientes niveles de aviso o ‘margin calls’, procede a cancelar en primer lugar todas las órdenes pendientes que tenga el cliente puestas en el mercado y que aún no han sido ejecutadas. Si una vez canceladas las órdenes se sigue sin cubrir el 100% del importe apalancado, se procederá al cierre de posiciones automático de las acciones en cartera del inversor. El sistema utiliza el método LIFO (‘last in, first out’) para el cierre de estas posiciones, es decir, comienza a vender en el mercado las últimas acciones compradas hasta que el ratio de cobertura alcance el nivel adecuado. Es importante tener en cuenta que este cierre automático de posiciones por parte de BBVA no se debe considerar como una orden de protección u orden ‘non stop’ para el inversor. Ha de ser él mismo quien gestione el riesgo de sus inversiones cerrando posiciones antes de que el ratio de cobertura alcance el requisito mínimo exigido.

Dentro de BBVA Trader

El usuario dispone de un Servicio de Operativa Apalancada que le permite cursar órdenes sobre determinados instrumentos financieros, sin que, en el momento en el que se realizan dichas órdenes, se cargue o bloquee en sus cuentas BBVA Trader, el 100% de la inversión.

La operativa apalancada en acciones conlleva sus riesgos, ya que puede provocar pérdidas muy elevadas y desembolsos constantes por parte del inversor. Por todo ello, solo se recomienda este servicio a los inversores habituados a la operativa intradiaria especulativa y de alto riesgo. También se aconseja que no se opere con mucho apalancamiento financiero, así como no poner como garantía la totalidad del capital. Cuando un inversor recurre a esta operativa, es vital que vigile el mercado, mida sus riesgos, los gestione y, por último, diversifique sus operaciones.

Otras historias interesantes