Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 04 may 2018

Bautizo: consejos para ahorrar a la hora de organizarlo

Organizar un bautizo suele ser algo mucho más sencillo que preparar una boda o una comunión, por lo que no es necesario gastar grandes cantidades de dinero. La mayoría de los padres conciben esta ceremonia como una celebración en la intimidad, en la que la lista de invitados se suele reducir a los familiares y amigos más cercanos.

Bconomy, la app que te ayuda a ahorrar

Preparar este evento no tiene por qué ser complicado y, con estos consejos, tampoco saldrá caro.

1. El presupuesto 

Es mejor cerrarlo desde el principio para saber exactamente cuánto dinero hay para cada partida. De esta forma, se sabrá qué se puede hacer y lo que cuesta, descartando aquellas opciones que se salgan de lo presupuestado. Lo habitual es que, conociendo las cantidades de antemano, se busquen soluciones adecuadas al presupuesto sin tener que renunciar a lo que se tenía pensado. Siempre hay opciones que permiten ahorrar.

2. Las invitaciones 

Nadie suele esperar que un bautizo sea una gran ceremonia con una lista interminable de invitados. Este evento suele ser algo más íntimo, de carácter familiar. A la hora de plantear las invitaciones no es necesario encargarlas y hacer un envío por correo, si no se tiene suficiente presupuesto. Siempre se puede mandar una invitación por correo electrónico o, si se ha previsto una lista restringida de personas allegadas, llamarlas con antelación para avisarlas.

3. La iglesia

Si se va a realizar una ceremonia católica tradicional, hay que incluir en el presupuesto el coste de la iglesia. Normalmente, dependiendo de la parroquia que se elija puede haber dos opciones: que fije su propia tarifa o que acepte un donativo. Las cantidades varían según los países, por lo que conviene informarse previamente para tenerlo en cuenta. Otra opción más económica es celebrar un bautizo grupal o comunitario. No todas las iglesias ofrecen esta alternativa pero si lo hacen, suelen solicitar una donación voluntaria.

4. Detalles para los invitados

Si no es posible comprar un detalle para que los invitados se lleven un recuerdo, se puede ofrecer algo más personal que no suponga un gran desembolso económico. Por ejemplo, hacer una fotografía de los invitados con el bebé para enviársela posteriormente impresa en papel fotográfico o alguna manualidad (una tarjeta de agradecimiento, una cajita personalizada con dulces dentro…) Los invitados se sentirán agasajados y la ceremonia tendrá ese toque especial que los padres buscaban.

5. Vestuario

Al tratarse de una ceremonia sencilla, ni los padres ni los invitados tienen por qué ir vestidos de gala sino de forma elegante, por lo que no hace falta hacer grandes dispendios en ropa. En cuanto al bebé, no es necesario comprarle prendas que probablemente solo va a utilizar ese día. Hay multitud de tiendas de segunda mano donde se puede adquirir un atuendo bonito con un ahorro de hasta un 70%.  El mundo de las aplicaciones también es una ayuda para los padres, con multitud de iniciativas que ofrecen soluciones y ayudan a cuadrar los números.

6. El banquete

Las posibilidades son variadas: se puede celebrar en casa con un menú casero o encargar un ‘catering’; en las páginas de descuentos que hay en internet, suele haber cupones de descuento en este tipo de servicios. Para aquellos a los que no les apetezca cocinar y prefieran ir a un restaurante, hay muchas opciones sabrosas y económicas: desde el local tipo ‘buffet’ hasta un banquete a base de raciones, que resultan más económicas y promueven la interacción entre los invitados.

Lo más importante de este día es disfrutar de un encuentro especial con familiares y amigos y vivirlo sin preocupaciones financieras. Con estas recomendaciones, no faltará nada en el día del bautizo y los padres no tendrán que hacer un desembolso que pueda suponerles un problema en la economía familiar.

¡Fija tu meta con la app Bconomy!

Otras historias interesantes