La identidad ‘online’ -y su seguridad- han cobrado una importancia fundamental ahora que cada vez más personas utilizan los canales digitales para relacionarse con su banco, realizar compras u organizar diversos aspectos de su vida diaria.

Igual te interesa…

bbva-samsung-reconocimientoiris

Las entidades financieras y las empresas en general utilizan -y también desarrollan- las herramientas tecnológicas más avanzadas para proteger sus sistemas y la gran cantidad de información que custodian sobre sus clientes.

La tecnología biométrica está demostrando un gran potencial para reforzar la identidad ‘online’ en el mundo virtual, con una propuesta única en la que los rasgos humanos, únicos de cada individuo, se convierten en parte del mecanismo de seguridad.

Covault es una de las firmas que se encuentra a la vanguardia en materia de seguridad online y la aplicación de la biometría en dicho cometido. Esta ‘startup fintech’, que forma parte de los proyectos que BBVA desarrolla en el área de New Digital Businesses (NDB), está especializada en soluciones de seguridad e identidad digital tanto para particulares como para empresas.

La firma acaba de anunciar el lanzamiento en Estados Unidos de una app destinada a simplificar el proceso de almacenamiento, la posibilidad de compartir y la verificación de la identidad online. La solución de Covault utiliza una llave de encriptación vinculada a información biométrica del usuario en un dispositivo específico, lo que permite a ese usuario proteger digitalmente su información sensible de modo que no esté accesible a terceros sin su autorización.

Para personas individuales, Covault les hace poseedores únicos de la clave que controla su información privada y que esta se encuentra vinculada a detalles biométricos, como pueden ser la huella dactilar o el escáner del iris. Además, pueden compartir información sensible o documentación con terceros desde la propia app, e incluso establecer un límite de tiempo sobre esa información de modo que vuelve a estar inaccesible después de dicho periodo.

Para las empresas, la solución permite aprovechar los servicios KYC (Know Your Customer, por sus siglas en inglés) desarrollados por Covault y  que se ajustan a los propios de una entidad financiera. Esto les permitiría, por ejemplo, verificar la identidad de sus clientes y al mismo tiempo ofrecer una solución más barata, segura y sin fricciones en la relación ‘onboarding’ entre empresa y cliente.

Louie Gasparini, CEO de Covault, explica que “el almacenamiento de datos, la posibilidad de compartir la información y demostrar la identidad online no siempre es un asunto seguro, como lo demuestran los recientes incidentes. Utilizando Private Key Technology, Covault encripta la información en el móvil del usuario y la hace disponible a través de la firma biométrica, con lo cual ofrece una manera fácil y muy segura para guardar, compartir y controlar datos, contraseñas y otro tipo de información personal, como por ejemplo, datos fiscales, médicos, pólizas de seguro, todo en una ‘bóveda digital’.

Igual te interesa…

biometria, ojo, mujer, biotecnologia, recurso, bbva

Para Gasparini, esta evolución de la seguridad online se beneficia del hecho de que el dispositivo y la firma biométrica del usuario son sus credenciales de acceso, por lo cual no existen contraseñas ni preguntas de seguridad, sujetas a robo o manipulación. También existen algunas funcionalidades adicionales como la utilización de Covault Verified Identity para acceder a un notario online en Notarycam.com.

Teppo Paavola, responsable de New Digital Businesses, de BBVA, señala: “En BBVA, nuestro objetivo, a través de NDB, es apoyar a los disruptores de la banca que trabajan en soluciones nuevas para problemas y retos inesperados. Covault representa exactamente eso, con un servicio para proteger la identidad y la propiedad personal electrónica”.

Comunicación corporativa