Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 11 oct 2018

BBVA impulsa la lucha contra el cambio climático desde las ciudades

Un aumento máximo de la temperatura de dos grados no será suficiente para prevenir un escenario catastrófico debido al cambio climático. Por ello es necesario contener el calentamiento global hasta un máximo de 1,5 grados antes del 2050 aplicando medidas extraordinarias. Esta es una de las principales conclusiones que ha trasladado Peter Newman, catedrático de Sostenibilidad de la Universidad de Curtin, Perth (Australia), en la apertura del ciclo ‘Hagamos frente al cambio climático’ promovido por BBVA y la Fundación Catalunya Europa.

BBVA y la Fundación Catalunya Europa han presentado, este lunes en Barcelona, el ciclo Recity “Hagamos frente al cambio climático”.

Este proyecto se ha puesto en marcha con la intención de abrir debate y elaborar propuestas concretas contra los efectos del cambio climático desde las propias ciudades y promover el desarrollo sostenible. El ciclo está enfocado en tres ámbitos de actuación, en los cuales BBVA tiene una fuerte implicación: el mundo académico, el mundo empresarial y el mundo científico.

Así, las principales acciones que desarrollarán hasta abril de 2019 incluyen seminarios con expertos académicos, encuentros con empresarios y conferencias abiertas al público sobre cambio climático y finanzas sostenibles. En los encuentros participarán destacados expertos internacionales como Nicholas Stern, ganador del Premio Fronteras Conocimiento 2010 de la Fundación BBVA y catedrático en la London School of Economics, o Peter Newman, catedrático de sostenibilidad en la universidad John Curtin, Australia.

BBVA referente en la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible

BBVA consciente de que el cambio climático es uno de los principales retos a los que se enfrenta la sociedad del siglo XXI quiere jugar un papel clave, movilizando recursos para frenar el aumento de la temperatura planetaria e impulsar el desarrollo sostenible.

En este sentido, Antoni Ballabriga, director Global de Negocio Responsable de BBVA, durante su intervención en la presentación del ciclo ha destacado que “cada vez hay más inversores y clientes sensibilizados con el cambio climático y que las empresas deben afrontar el reto del cambio climático de manera proactiva”. Ballabriga ha añadido que “BBVA hace años que trabaja con productos y soluciones relacionadas con el cambio climático, pero ya hemos ido más allá con el compromiso 2025”.

El compromiso 2025 se basa en tres ejes: financiar, gestionar e involucrar. Por ello, BBVA se propone movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025, en financiación verde,  infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera; reducir el impacto de su actividad, de forma que en 2025 el 70% de la energía contratada por el banco sea verde; y trabaja para involucrar a sus grupos de interés para promover de forma colectiva una mayor contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

“Pensamos que no se puede luchar contra el cambio climático de forma individual y por eso intentamos vincular el máximo posible nuestros clientes y empleados.  La iniciativa de la plataforma Re-City, en asociación con la Fundación Catalunya Europa, enlaza con estos grandes objetivos”, ha concluido Antoni Ballabriga.

Peter Newman, catedrático de Sostenibilidad de la Universidad de Curtin, Perth (Australia).

Los expertos alertan de los riesgos del calentamiento global

En esta misma presentación también han participado los tres académicos que integran el comité científico del ciclo: Xavier Rodó, Lorenzo Chelleri y Humberto Llavador.

Xavier Rodó, director del programa Clima y Salud del Instituto de Salud Global de Barcelona, ​​ha afirmado que “las ciudades deben ser el motor de cambio” y ha advertido que “los costes del cambio climático no afectarán sólo las sociedades más pobres, como se había predicho, sino que las sociedades más ricas y avanzadas también sufrirán gravemente los efectos del cambio climático”. Ha comentado que “se calcula que el coste del cambio climático será de 16 trillones de dólares.”Por ello, según Rodó “el cambio climático nos afecta a todos” y ha puesto como ejemplo que “Barcelona tiene unas cien noches tropicales al año pero se prevé que esta cifra vayan en aumento. Así pues, el cambio climático no es un fenómeno que tenga efectos lejanos, sino que se notan en nuestro día a día”.

Lorenzo Chelleri, profesor de la UIC y director del International Master City Resilience Design and Management ha hecho un repaso del programa del ciclo que aborda retos específicos, como la crisis del agua, entre otras.

El tercer miembro del comité científico, Humberto Llavador, profesor de economía en la UPF, ha dicho que “hay que hablar de economía y cambio climático de manera conjunta. Uno de los efectos del cambio climático será la necesidad de poner en conjunto los intereses de diferentes grupos y sociedades actuales y futuras”.

Por su parte, el experto internacional invitado, Peter Newman, ha expuesto las principales conclusiones del último estudio del IPCC aprobado esta semana  y del que es coautor: “El mundo se ha comprometido a través del Acuerdo de París a no ir más allá de dos grados por encima del nivel preindustrial. Este informe concluye que no debemos superar una subida de 1,5 grados porque el impacto de dos grados más sería muy elevado. Las temperaturas ya han aumentado 1,1 grados. Por tanto, debemos transitar más rápidamente hacia una economía baja en carbono y libre de energías fósiles”.

Otras historias interesantes