Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA inaugura uno de los centros de proceso de datos más avanzados del mundo

BBVA anuncia el arranque de las operaciones de su nuevo centro de proceso de datos de Tres Cantos (Madrid), en el que se aloja toda la infraestructura tecnológica desde la que el Grupo da soporte a sus operaciones en Europa.

El nuevo centro de proceso de datos (CPD) es uno de los más avanzados del mundo, ya que cuenta con la doble certificación Tier IV en diseño y construcción, que garantiza los niveles máximos de fiabilidad y seguridad. El CPD de BBVA en Tres Cantos es el primero en Europa y el cuarto en el mundo que recibe esta doble certificación, que otorga el Uptime Institute a aquellos centros de proceso de datos que disponen de los niveles máximos de fiabilidad y seguridad.

Crecimiento

Los objetivos de crecimiento del Grupo para las próximas décadas y la decidida apuesta de BBVA por las Tecnologías de la Información fueron las dos razones principales por las que el banco se planteó la necesidad de construir un nuevo CPD en Tres Cantos, anexo a las instalaciones del centro anterior.

El nuevo CPD de BBVA, que tiene 20.000 metros cuadrados, duplica e incluso puede triplicar la densidad de máquinas que se podían alojar hasta ahora en el antiguo centro. Prueba de ello es que el nuevo CPD aloja equipos con hasta 10.000 procesadores de alta gama, frente a los 4.800 del antiguo centro.

“Este centro de proceso de datos está preparado para proporcionar una gran capacidad de crecimiento para BBVA en las próximas décadas”, afirmó Javier Viñuales, director de Tecnología y Explotación de BBVA. “El centro cuenta con unos niveles máximos de fiabilidad y seguridad que sitúan a BBVA a la vanguardia tecnológica”.

Fotografía de la maquinaria del centro de proceso de datos BBVA

Reto tecnológico

Este centro de proceso de datos tiene unas características especiales, ya que incorpora los últimos avances en eficiencia energética y seguridad. De hecho, sus instalaciones cuentan con dos niveles de redundancia para que esa duplicidad garantice el funcionamiento ininterrumpido de las operaciones.

En el caso de una caída del suministro eléctrico, entrarían en funcionamiento los sistemas de autogeneración de energía, que permitirían al centro disponer de una autonomía de 96 horas gracias a los 240.000 litros de gasoil que alimentan 8 grupos electrógenos.

Asimismo, los sistemas de refrigeración, con una potencia de 17.760 kVA, tienen varios niveles de redundancia que garantizan la climatización del edificio en caso de emergencia. El centro también dispone de unos depósitos de agua en el sótano que dotan al sistema de una autonomía de 10 minutos de agua fría, para refrigerar las máquinas, hasta el arranque de los grupos electrógenos.

Twittear

La construcción del centro avala la decidida apuesta de BBVA por la tecnología y la innovación

Otro gran avance que hace que este centro sea único es su capacidad de autogeneración de energía, ya que cuenta con una subestación eléctrica completa, con una potencia disponible de 16Mw, con la que se podría abastecer a una población de 3.500 hogares.

El centro también cuenta con funcionalidades avanzadas de eficiencia energética. Por ejemplo, en los meses más fríos del año se aprovecha el aire frío del exterior con aerorrefrigeradores que pre-enfrían el agua de los equipos frigoríficos. El calor que se genera en el interior del edificio con el funcionamiento de los equipos se reutiliza para la calefacción. El edificio también cuenta con paneles térmicos solares que cumplen parte de la demanda energética del complejo. Y la sala de ordenadores está dividida en pasillos fríos y calientes que optimizan el rendimiento de la climatización.

Mayor seguridad

El incremento del grado de seguridad también es significativo. La nueva sala del CPD ha sido diseñada con una configuración que supera los requisitos de la certificación Tier IV. La falsa cubierta, además de proteger de goteras o accidentes funciona como sustento de los equipos situados en la cubierta minimizando la distribución de pilares en la propia sala.

También se han colocado estratégicamente cortinas cortafuegos para proteger las máquinas en caso de incendio.

Todas las instalaciones críticas se encuentran sobre rasante, es decir, sobre un suelo elevado, para evitar problemas de inundaciones.

El CPD en cifras

– Desde este centro se gestionan 44 millones de operaciones diarias
– La superficie total del CPD: 20.000m2, 2,6 veces la extensión del estadio Santiago Bernabéu
– Para su construcción se han empleado 32.000m3 de hormigón, 3.700T de acero o 500T de acero laminado, suficiente para crear una vía de tren desde Madrid hasta Beijing
– Para el cableado se han utilizado 215 km de cable de cobre y 694 km de fibra óptica
– El centro cuenta con una subestación eléctrica con la que se podría abastecer a un pueblo de 3.500 habitantes (potencia disponible de 16 Mw)
– En el centro hay 8 grupos electrógenos, alimentados por 240.000 litros de gasoil que proporcionan al CPD una autonomía de 96 horas en el caso de que no hubiera suministro de la red eléctrica
– Hasta 10.000 procesadores de alta gama, frente a los 4.800 del antiguo

Te recomendamos estas noticias