Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca 26 mar 2019

BBVA pagó €4.502 millones de euros en impuestos propios en 2018 (+10%)

El Grupo BBVA pagó 4.502 millones de euros en impuestos propios en 2018 por su actividad en todo el mundo, un 10% más que en 2017. Según el informe de Contribución Fiscal Global de BBVA, su contribución total (que suma los impuestos propios y los que gestiona de terceros) se elevó a 9.753 millones de euros. Desde 2011, BBVA publica de forma voluntaria esta información, atendiendo a su compromiso de transparencia con los clientes, accionistas, empleados y la sociedad en general.

A través de este informe, BBVA quiere presentar de forma transparente, clara y sencilla la información relativa al pago de impuestos realizado por el Grupo en el ejercicio 2018. BBVA también quiere dar a conocer los pasos dados en su firme compromiso con los principios BEPS (Proyecto de la OCDE y el G20 de lucha contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios) en materia de control y gobernanza fiscal.

En este informe, BBVA destaca que, durante 2018, ha formado parte del subcomité técnico para la elaboración de la norma UNE 19602 para el establecimiento de un estándar de ‘compliance’ fiscal. Asimismo, la entidad subraya que ha sido reconocida en el ámbito fiscal con 100 puntos sobre 100 por el índice de inversión sostenible de Dow Jones.

Las principales cifras de la contribución fiscal de BBVA

La contribución fiscal global del Grupo BBVA ascendió a 9.752 millones de euros en 2018: 4.502 millones de euros son impuestos propios y 5.250 millones de euros, impuestos de terceros. Para calcular la contribución fiscal global a lo largo de un ejercicio fiscal, BBVA sigue la metodología Contribución Fiscal Global (Total Tax Contribution, TTC) de PwC, que suma los diferentes impuestos (Sociedades, IVA, Contribuciones a la Seguridad Social…) que paga una entidad por su actividad propia y los que gestiona como intermediario para las autoridades tributarias de cada país o región donde está presente.

En concreto, 2.753 millones de euros de los 4.502 pagados en impuestos propios correspondieron al impuesto sobre Sociedades en todo el mundo, el 61,15% del total. Además, el impuesto sobre el Valor Añadido supone el 14,15% del total, el relativo a empleados y profesional un 15,84% y otros tributos suponen el 8,86% restante (impuestos sobre la propiedad inmobiliaria, sobre actividades económicas y tasa locales, entre otros).

Por geografías, BBVA pagó en 2018 el 27% de los impuestos en España y el mismo porcentaje en América del Sur; el 23% en México, el 16% en Turquía y el 5% en Estados Unidos. El 2% restante corresponde al pago de impuestos en Eurasia. Concretamente, en España, BBVA abonó 1.301 millones de euros en impuestos propios en el pasado ejercicio, a los que se suman 1.368 millones de euros en impuestos gestionados de terceros, lo que da como resultado una contribución fiscal total de 2.669 millones de euros.

Los principios que guían la actuación fiscal de BBVA

“El compromiso de BBVA es aportar las mejores soluciones a sus clientes, ofrecer un crecimiento rentable y sostenido a sus accionistas y colaborar en el progreso de las sociedades en las que está presente”, indica este informe. Esta es también la visión que guía a BBVA en materia fiscal y que hace que sus políticas estén alineadas con los principios corporativos de integridad, prudencia y transparencia.

La Estrategia Fiscal de BBVA está alineada, asimismo, con los principios BEPS. Esta Estrategia Fiscal se articula sobre cuatro aspectos esenciales:

  1. La tributación de BBVA está ligada a la realización efectiva de actividad económica y la generación de valor en las jurisdicciones en las que opera.
  2. BBVA trabaja para la adaptación al nuevo entorno digital también en materia fiscal.
  3. BBVA coopera de forma recíproca con las Administraciones Tributarias sobre la base de la transparencia, confianza mutua, buena fe y lealtad.
  4. BBVA promociona una comunicación clara, responsable y transparente sobre sus principales magnitudes y asuntos fiscales.

Asimismo, tiene como último fundamento y razón de ser, el compromiso ineludible de que las entidades que componen el Grupo cumplan las distintas leyes y regulaciones tributarias de las jurisdicciones en las que el mismo opera.

Otras historias interesantes