Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 19 ago 2016

BBVA Research mantiene proyecciones de crecimiento en Perú para 2016 y 2017

Las proyecciones de crecimiento para la economía peruana se mantienen en 3,6% y 4,3% para 2016 y 2017, respectivamente, según las estimaciones ofrecidas hoy por BBVA Research en la presentación de su informe Situación Perú correspondiente al tercer trimestre del año. La mayor producción minera y la ejecución de grandes obras de infraestructura darán soporte a la expansión del PIB en los siguientes meses.

“En conjunto, estos dos elementos aportarán algo más de 2 puntos porcentuales al crecimiento del PIB en 2016 y 2017. Asimismo, nuestras previsiones asumen que la inversión en minería finalizará su ajuste de este año, la confianza empresarial se mantendrá en los niveles que ha alcanzado recientemente y el déficit fiscal se mantendrá alrededor de 3,0% del PIB (con lo que el gasto del gobierno, como porcentaje del PIB, se mantendrá relativamente estable)”, explicó Hugo Perea, economista jefe de BBVA Research para Perú.

Cuadro de proyecciones de crecimiento de BBVA Research Perú.

La minería sostiene el crecimiento en Perú.

En otro aspecto del informe, se señala que el ratio de deuda pública sobre PIB mostrará una tendencia creciente en los próximos años y se acercará al 30%. Sobre el particular, Hugo Perea señaló que “los déficit consistentes con este incremento de la deuda del gobierno asumen que no se recorta la tasa del Impuesto General a las Ventas (IGV), una de las propuestas que ha planteado la nueva administración”.

“Desde luego, si implementa una reducción del IGV, la recaudación se verá afectada en el corto plazo, lo que ampliaría el déficit del gobierno y el ratio de la deuda pública sobre PBI se verá más presionado. En todo caso, si se considera necesario elevar la deuda es preferible que sea como consecuencia de un mayor gasto en infraestructura, el cual tiene un mayor efecto multiplicador sobre la economía, así como impactos sobre el crecimiento de largo plazo”, añadió Perea.

Los mercados financieros locales mostraron avances en los últimos tres meses, a pesar del entorno de volatilidad externa. Sin embargo, esta apreciación de los activos, y en particular de la moneda, es transitoria porque no ha habido cambios en los fundamentos de mediano plazo.

La moneda peruana se ha fortalecido en los últimos tres meses, pero hacia adelante prevemos que se depreciará gradualmente”.

El informe destaca que, por un lado, el Brexit tuvo una repercusión acotada y muy breve a nivel local. Además, la aversión al riesgo que durante algunas semanas elevó la demanda por bonos del tesoro alemán, suizo y de los EE.UU. no afectó a toda la clase de activos. De otro lado, las menores preocupaciones sobre el crecimiento de corto plazo en China y la percepción de una FED más dovish dieron cierto soporte a los precios de los metales, lo que generó un tono más positivo sobre las economías emergentes como la peruana.

El economista jefe de BBVA Research Perú agregó que “la búsqueda de retorno por parte de inversionistas globales (en un contexto de bajas tasas de interés en las economías avanzadas) y, sobretodo, factores domésticos (el resultado electoral, cambios en la normatividad de las AFPs, menores expectativas de depreciación) favorecieron una mayor demanda de activos en moneda local. En este contexto, la moneda peruana se ha fortalecido en los últimos tres meses, pero hacia adelante prevemos que se depreciará gradualmente debido a que aún se requiere cerrar algo más el déficit en las cuentas externas y al debilitamiento de la posición fiscal. Por lo explicado, estimamos que el tipo de cambio cerrará el año en S/. 3,42 por USD y el 2017 en S/. 3,54 por USD”.

Cuadro de previsión de tipo de cambio en Perú por BBVA Research,

Se aprecia un fortalecimiento transitorio de la moneda peruana.

Por otra parte, el informe indica que la inflación retornó al interior del rango meta (2,0% +/- 1 punto porcentual) antes de lo previsto, y hacia adelante no se anticipan mayores contratiempos. “En los próximos meses, en un contexto sin presiones de demanda sobre los precios, de ajuste a la baja de las expectativas inflacionarias y de un ritmo de depreciación de la moneda más acotada, la inflación se irá consolidando dentro del rango meta, cerrando este año en 2,7% y el próximo en 2,5%”, refirió Hugo Perea.

Finalmente, para lo que resta de 2016, se proyecta que el Banco Central no modificará su tasa de referencia (actualmente en 4,25%) considerando que la inflación seguirá mostrando una evolución favorable y que la actividad económica mostrará una recuperación gradual. Solo si el gasto privado mantiene un tono de debilidad, BBVA Research no descarta que el Banco Central flexibilice la posición de la política monetaria.

Otras historias interesantes