Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis 26 jul 2017

El camino de Garbiñe Muguruza hacia el US Open

Wimbledon despide la temporada de hierba para retomar el asfalto. Comienza la gira americana que desemboca en el último Grand Slam del año, el US Open. Garbiñe Muguruza llega a Estados Unidos con las mejores sensaciones posibles y saboreando todavía su logro en Londres, pero consciente de que en la pista se parte de cero en cada competición.

Stanford, Toronto y Cincinnati serán las paradas previas para la embajadora de BBVA antes de llegar a Nueva York. Con el número 1 en juego y todos los focos puestos en ella, la española deberá gestionar la presión y responder a las expectativas como mejor sabe, raqueta en mano.

Garbiñe Muguruza llega a Estados Unidos de la mejor manera, como reciente campeona de Wimbledon y con la posibilidad de acabar como número 1 del mundo al finalizar la gira americana. Una importante motivación en un intenso camino hasta el US Open. La española añade un torneo a los previstos a principio de temporada para retomar el contacto con la pista rápida cuanto antes, y recupera además a Sam Sumyk en el banquillo tras su ausencia en Wimbledon por paternidad.

La embajadora de BBVA se estrenará en Stanford en la que será su segunda participación en este torneo de la costa oeste americana. No le fue mal en 2014 cuando logró llegar a cuartos de final en individuales y se proclamó ganadora del dobles, junto a Carla Suárez.

Garbiñe será cabeza de serie de un torneo que contará con dos ex número 1 como Maria Sharapova y Victoria Azarenka o las jugadoras locales Madison Keys y Coco Vandeweghe. Quien no estará para defender el título será Johanna Konta. Pocas jugadoras del top 10 en un torneo que puede ser una buena toma de contacto con el asfalto para Muguruza.

El calendario de la gira norteamericana de Garbiñe Muguruza - BBVA

Torneos previos al último Grand Slam de la temporada

La gran cita de final de verano será el US Open, el escaparate del tenis en Norteamérica y último grande de la temporada. Tras Stanford y antes de llegar Abierto del Estados Unidos, Garbiñe Muguruza participará en la Rogers Cup, que este año celebra la competición femenina en Toronto (Canadá), y el torneo de Cincinnati.

La española tiene una buena oportunidad para alcanzar el número 1: defiende 420 puntos del año pasado acumulados con las semifinales de Cincinnati y la segunda ronda del US Open. Sin ser una obsesión, esta posibilidad ronda en la cabeza de Muguruza como un broche de oro a unos años de esfuerzo y trabajo duro.

Otras historias interesantes