Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Qué ciudad tomará el relevo de Londres como nueva City financiera?

El pasado 24 de junio, ya con los resultados favorables a un brexit confirmados, empezaron a plantearse una serie de incógnitas que todavía hoy mantienen a Europa en vilo. Entre otras cuestiones, el referéndum celebrado ha puesto en entredicho el estatus de Londres como City financiera europea.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea puede suponer la pérdida del pasaporte financiero que permite a las empresas realizar sus negocios en otros países europeos sin necesidad de tener licencias locales para cada país. Uno de los peligros a los que se enfrenta la City es que estos pasaportes sean retirados y los bancos se vean obligados a trasladarse a Europa Continental para seguir realizando sus operaciones habituales. En total, hay 336.421 pasaportes financieros emitidos en Reino Unido, ya que algunas compañías tienen varios.

Las 15 principales firmas de inversión cuentan con más de 70.000 empleados en la City

Muchas son las entidades financieras que se han pronunciado sobre el brexit y es que, irremediablemente, esta cuestión está en la agenda de todos los bancos extranjeros que tienen operaciones en Reino Unido. De todos los empleados que tiene la banca de inversión americana en Europa, entre el 70% y el 90% trabaja en Londres. En total, las 15 principales firmas de inversión cuentan con más de 70.000 empleados en la City, pero si se suman fondos, brókeres, consultoras o despachos, la cifra supera los 300.000 empleados.

Gente andando en la City de Londres

Los principales bancos americanos así como los británicos han advertido que podrían trasladar una parte significativa de su plantilla de banca de inversión de Londres a otras ciudades en el caso de materializarse el brexit, o incluso mover su centro de operaciones fuera de Londres. Otros bancos europeos han sido menos claros con respecto a las opciones que barajan.

Los últimos en pronunciarse han sido los bancos japoneses que piden claridad sobre la futura relación del Reino Unido con la Unión Europea o, de lo contrario, se plantean abandonar Londres y empezar a desplazar sus actividades en un plazo de seis meses. Los cuatro principales bancos japoneses en Londres dan empleo a 5.000 personas.

Los expertos apuntan a que la ubicación de la nueva City europea depende en gran parte de dónde se trasladen los bancos americanos, ya que si se mueven en bloque a una ciudad determinada, marcarán la tendencia y es probable que el resto de bancos les siga detrás.

El brexit también ha abierto también un proceso de reflexión en instituciones europeas con sede en Londres como la Autoridad Bancaria Europea (European Banking Authority, EBA), que tendrá que trasladarse a otra capital europea, como señaló su presidente días antes de la votación. Será el Consejo europeo quien tomará esta decisión.

Se busca nueva City financiera

Para que una capital pueda convertirse en un centro financiero es imprescindible el dominio del inglés como idioma universal de los negocios; que exista una capacidad de atraer, retener y desarrollar el mejor talento; que cuente con un entorno regulatorio favorable, especialmente en lo que a empleo se refiere; excelentes infraestructuras de transporte y comunicaciones; disponibilidad de espacio de oficinas y de viviendas de lujo; buenas escuelas; buenos restaurantes y una oferta cultural amplia.

Son varias las ciudades que cuentan con estas características y que son candidatas a nueva City financiera europea. Inicialmente una de las ciudades preferidas fue Dublín, un movimiento temporal que se dibujaba como alternativa que permitía mantener el pasaporte comunitario durante la etapa de transición que se inició en junio tras el referéndum. Sin embargo, con el paso de los meses son ciudades como Madrid, París o Fráncfort las que suenan más fuerte.

Ciudades financieras europeas

Distritos financieros de ciudades europeas: Madrid, Fráncfort y París.

Madrid, una de las ciudades favoritas

La capital española se sitúa como una de las favoritas para relevar a Londres como City financiera europea, según confirmaba un análisis realizado por JPMorgan el pasado julio.

Entre sus atractivos se encuentran el porcentaje de oficinas vacantes, un 16% que compara positivamente con el 7% de París y el 12% de Fráncfort, según datos de la consultora inmobiliaria CBRE. En esta línea, mucho se ha hablado del proyecto Distrito Castellana Norte, que, en su estado actual, destinaría un 32% de su espacio a oficinas. Adicionalmente, el stock de oficinas vacantes en Madrid podría aumentar un 4,8% en 2017 impulsado por el creciente aumento del trabajo online y de las nuevas formas de trabajo. La capital madrileña destaca también en el precio de los alquileres, mucho más competitivos que sus homólogos europeos, y por su amplia oferta de ocio y entretenimiento.

Plaza de Cibeles, Madrid, recurso, bbva

Plaza de Cibeles, Madrid.

El apoyo del Gobierno central y de la Comunidad no se hizo esperar. El pasado octubre la Comunidad de Madrid presentaba #ThinkMadrid. Esta iniciativa busca atraer empresas británicas a la región basándose en una baja fiscalidad y en una “autopista administrativa” para dar facilidades a empresas e inversores que decidan salir de Reino Unido tras el brexit.

Por su parte, el Gobierno español también se ha implicado directamente con la creación de una comisión, integrada también por el Banco de España y la CNMV, responsable de fomentar un entorno atractivo para las firmas financieras que abandonen la City de Londres tras el brexit, según confirmaba el pasado 20 de diciembre el ministro de Economía, Luis de Guindos.

En esta misma línea, la CNMV ya anunció también en diciembre acciones clave para hacer que Madrid sea la opción más atractiva para estas firmas financieras en busca de nueva localización. Estas medidas pasan por la creación de un programa de bienvenida para las empresas de inversión y gestión con sede en Reino Unido; la puesta en marcha de un procedimiento directo de autorización para estas empresas; el uso de modelos internos de cálculo de recursos propios mínimos; y la flexibilidad en la externalización de actividades, entre otros.

Las cuatro torres de Chamartín, Madrid

Cuatro Torres Business Area, Madrid.

Otras ciudades candidatas

París fue probablemente de las primeras capitales con más posibilidades en ofrecerse como alternativa abiertamente. El Ayuntamiento de París ha lanzado una campaña dirigida a los banqueros con el elocuente eslogan Welcome to Europe. La capital francesa presume de infraestructura pero tiene en contra su elevada fiscalidad.

Alemania también tiene muchas posibilidades, Fráncfort especialmente por su ubicación estratégica y por ser la ciudad que acoge al Banco Central Europeo. Según datos de Financial Times, el 80% de los bancos europeos y el 60% de las aseguradoras tienen oficinas o subsidiarias en Fráncfort, Múnich u otras ciudades alemanas. En banca, el rival más próximo es Luxemburgo, con un 50%, seguido de Dublín y París, ambos con un 40%. En aseguradoras el panorama está más equilibrado: 8 de las 10 principales aseguradoras tienen oficinas en Dublín, le siguen Alemania y España, con 6, y Milán y Luxemburgo con 5 cada una.

Ámsterdam también es según los expertos un destino que cumple con todos los requisitos y que hay que tener en cuenta, dado que históricamente ha sido una ciudad que ha atraído a empresarios extranjeros con incentivos financieros.

Sin duda, será una elección difícil que estará condicionada por los incentivos que ofrezcan estas capitales y por las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea, un proceso arduo que podría durar hasta dos años.

Otras historias interesantes