Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 18 feb 2016

Cinco claves para conocer Distrito Castellana Norte

A lo largo del siglo XX y lo que llevamos de XXI, casi todas las grandes capitales europeas han experimentado algún proceso de regeneración urbana. Le pasó a París con La Défense, a Londres con Canary Wharf y a Berlín tras la reunificación alemana. En España, Madrid se enfrenta ahora a un proceso similar, con el proyecto de Distrito Castellana Norte; el mayor proyecto de renovación urbana en Europa en los últimos años. Este proyecto urbanístico, que está pendiente de su aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento de Madrid, propone un modelo de ciudad dinámico y colaborativo para el norte de la ciudad, que sitúe a Madrid como centro de atracción de talento, de inversión y de nuevas actividades económicas.

¿Qué es?

Distrito Castellana Norte es un proyecto que busca la regeneración urbana del norte de Madrid. Este Plan Parcial de Reforma Interior (PPRI),  se ha elaborado siguiendo las pautas del plan General de Ordenación Urbana, que rige el urbanismo de Madrid.

El proyecto plantea la prolongación del Paseo de la Castellana en 3,7 kilómetros, “cosiendo” la ciudad para conectar barrios que ahora mismo están separados por la brecha que suponen las vías del tren. Con esta actuación se pretende regenerar una zona muy deteriorada del área norte de Madrid, y crear conexiones transversales de infraestructuras, de transporte y de servicios.

Distrito Castellana Norte abarca más de tres millones de metros cuadrados, que van desde el límite sur del proyecto en la calle Mateo Inurria, hasta la M40 que marca el límite norte.

¿Qué distritos están afectados?

Los distritos del norte de Madrid colindantes al proyecto son: el distrito de Chamartín, el distrito de Fuencarral-El Pardo y el distrito de Hortaleza. Estos tres distritos reúnen a 20 barrios, con una población de casi 560.000 habitantes, según los últimos datos del padrón municipal de habitantes del Ayuntamiento de Madrid.

¿Qué aporta este proyecto a la zona y a los barrios afectados?

La zona del proyecto se encuentra ahora mismo muy degradada, con sistemas de infraestructuras inconexos, barrios fragmentados y con pocas zonas verdes. Tras 20 años de abandono, tanto el entorno como la industria de la zona han experimentado un notable deterioro.

Unido a la mejora de las infraestructuras y las comunicaciones entre barrios, Distrito Castellana Norte plantea un modelo de ciudad basado en el uso mixto de los espacios, para evitar la separación de usos y reducir los costes de los servicios públicos. Es decir, construir espacios donde la gente viva y trabaje sin crear “territorios fantasmas”.

Además el proyecto apuesta por revitalizar el comercio de proximidad, huyendo de las grandes superficies y centrándose en bulevares comerciales. En una encuesta reciente elaborada por My World, el 81% de los vecinos de los barrios se muestra a favor de que se lleve a cabo el proyecto.

¿Cómo va a afectar al tráfico del norte de Madrid?

El norte de Madrid es famoso por la congestión y las retenciones del tráfico en hora punta, sobre todo en el conocido como “nudo norte” o “nudo de Manoteras”. Además de la remodelación del nudo norte, Distrito Castellana Norte plantea un sistema integral de transporte que integra, autobuses de alta capacidad, metro, cercanías y metro ligero, así como conexiones entre puntos para que el peatón pueda moverse con libertad por el ámbito.

Pincha aquí para ver la simulación de cómo quedaría el tráfico en el nudo norte.

¿Por qué no se ha materializado hasta ahora?

La ordenación y el desarrollo de este sector, comenzó su tramitación en el año 1993. Durante el largo periodo de gestión urbanística, se han producido cambios económicos, financieros e inmobiliarios, que han hecho necesario el replanteamiento del proyecto.

En base a estudios, y recomendaciones de reputados expertos en urbanismo, como el estudio de Richard Rogers, se ha elaborado una nueva propuesta que ofrece una ordenación urbanística innovadora y flexible tanto a las necesidades de los vecinos como a las del mercado.

Este proyecto cuenta con 48 informes técnicos aprobados por las tres administraciones implicadas, Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid y Ministerio de Fomento, así como de otros organismos.

Otras historias interesantes