Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 26 mar 2020

La protección ante el coronavirus también debe ser digital

Además de las diferentes medidas de seguridad física tomadas para protegerse del coronavirus, es necesario estar alerta con las estafas que están realizando los criminales.

La pandemia mundial causada por el COVID-19 ha valido como excusa a los cibercriminales, para aprovecharse de la situación. En este momento circulan correos, cadenas falsas de mensajería instantánea, mensajes de texto y llamadas para captar información o dinero de las personas. Para entender mejor la situación, algunos ejemplos:

Llamadas que suplantan identidad

Una de las prácticas más recurrentes por parte de los criminales, es la suplantación de identidad. Haciéndose pasar por un asesor de una entidad reconocida, llaman a su víctima con alguna excusa. Argumentando que, dado que la atención en oficinas se encuentra restringida, es necesaria una activación de la app de banca móvil para poder realizar sus transacciones financieras, terminan solicitando información sensible (claves, correos electrónicos, direcciones, empresa en la que trabaja, etc.) con fines delictivos.

Mensajes de texto o correos electrónicos

Otra forma en que los criminales han suplantado la identidad de grandes entidades prestadoras de servicios, ha sido a través de mensajes de texto o correos con contenido falso y alarmista, donde informan sobre la supuesta suspensión de servicios, cierre de oficinas, etc.

Cerrando el mensaje, siempre va un enlace que supuestamente lleva a la persona a la página transaccional para solucionar su dificultad, sin embargo dependiendo el fin del delincuente, pueden pasar dos cosas: descarga automáticamente un programa espía, o lo dirige a una página falsa para captar los datos de la víctima.

Esta modalidad también la han empleado recientemente criminales fuera del país, haciéndose pasar por la Organización Mundial de la Salud, para robar información delicada y dinero de las personas.

¿Qué hacer en estos casos?

Para no caer en este tipo de acciones delictivas por llamada, se recomienda:

  • Terminar de inmediato una llamada que solicita efectuar alguna operación, en dado caso de tener alguna duda, se recomienda llamar directamente a la entidad y confirmar lo sucedido.
  • Si dicen llamar de una entidad financiera, es importante tener en cuenta que por ninguna vía van a solicitar información sensible y confidencial.
  • Tampoco lo harán para realizar actualizaciones de sus sistemas de seguridad, ni para solicitar la instalación de software en el teléfono celular.
  • Abstenerse de proporcionar información enviada a través de mensajes SMS o de acceder a enlaces enviados, bien sea por correo electrónico o, a través de mensajes al celular.

Si el intento de fraude es por mensajes de texto (SMS) o por correo electrónico, es importante tener en cuenta:

  • Verificar que la dirección electrónica del remitente, después de la @, tenga el nombre correcto de la entidad.
  • Revisar el enlace antes de abrirlo, asegurándose de que el enlace comienza con https://www.
  • Por ningún motivo se debe compartir el código de activación de alguno de los canales financieros.
  • En caso de tener alguna duda, es necesario consultar siempre fuentes fiables y no hacer caso de las cadenas de información o audios de WhatsApp.
  • Hacer uso del sentido común, preguntarse para qué quiere quieren la información solicitada y si es apropiado. No hay razón para que alguien necesite el usuario o contraseña para acceder a información pública.

Finalmente, es importante reportar estas situaciones de estafa para que dejen de afectar a las personas. En el caso de los clientes de BBVA, pueden escribir un correo a fraudeinternet@bbva.com o ponerse en contacto a las líneas de atención:

  • Bogotá 401 00 00
  • Medellín 493 83 00
  • Cali 889 20 20
  • Barranquilla 350 35 00
  • Bucaramanga 630 40 00

Otras historias interesantes