Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Momentum 24 nov 2020

Cómo adaptarse a las nuevas oportunidades de trabajo después de la pandemia de la COVID

Mónica Coca (Colaborador externo)

En 2025, el tiempo dedicado a las tareas laborales por parte de humanos y máquinas será el mismo, según afirma un estudio del World Economic Forum. El mercado de trabajo se encuentra en un momento de inflexión, debido a la irrupción de la pandemia global que ha supuesto una aceleración de la transformación digital. Es necesario generar nuevas oportunidades de empleo y formación, sobre todo en el campo de la tecnología, para adaptarse al futuro laboral.

En 2025 habrán desaparecido 85 millones de puestos de trabajo en 26 países, y se habrán creado 97 millones de empleos, según el informe ‘The Future of Jobs Report 2020’ del World Economic Forum (WEF). Los cambios tecnológicos, que ya anunciaban modificaciones en los procesos de trabajo, se están acelerando durante la pandemia de la COVID-19. “La adopción del ‘cloud computing’, el ‘big data’ y el comercio electrónico sigue siendo prioritaria para los líderes empresariales, según la tendencia de años anteriores. Sin embargo, también ha habido un aumento significativo en el interés por el cifrado, los robots no humanoides y la inteligencia artificial”, explica el informe.

La aceleración tecnológica afectará al mercado de trabajo de una forma definitiva. Según WEF, ''en los próximos cinco años, un número significativo de empresas espera realizar cambios en sus ubicaciones, sus cadenas de valor y el tamaño de su fuerza laboral debido a factores que van más allá de la tecnología”. Por ello, esta organización alerta de los posibles efectos de estos cambios en las poblaciones más vulnerables. “Es probable que la desigualdad se vea agravada por el doble impacto de la tecnología y la recesión pandémica”, avisa este organismo.

Empleo y formación para todos

Según avanza la crisis, se hace más necesario contar con iniciativas que fomenten la formación para el mercado laboral del futuro, especialmente entre los sectores más vulnerables. Una de ellas es Responsible Future Jobs 2030, un proyecto liderado por Forética que ha sido concebido para crear oportunidades de desarrollo y empleabilidad, junto con las organizaciones participantes. Esta iniciativa cuenta con el apoyo del Ministerio español de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El proyecto tiene como objetivo dar respuesta a seis retos que Forética ha identificado como claves: la incidencia de la transformación tecnológica en los derechos humanos, su impacto en la igualdad y diversidad, en el ámbito de la discapacidad, en la transición justa y empleabilidad, en el cambio climático y en la influencia del cambio demográfico.

En paralelo, esta entidad colabora con el proyecto europeo Upskill4Future que se centra en la mejora de habilidades en las empresas. La iniciativa se está llevando a cabo en España, Italia, Francia y Polonia y su objetivo es dotar a las empresas de una metodología para formar a sus empleados, de modo que estén preparados para asumir la llegada de los nuevos puestos de trabajo que reemplazarán a los actuales.  

Un nuevo modelo educativo

BBVA Momentum, la aceleradora de empresas sociales de BBVA, ha apoyado el crecimiento de varias compañías que trabajan para preparar a los trabajadores de cara a un futuro marcado por la revolución tecnológica. Es el caso de la empresa mexicana, Knotion, cuyo modelo educativo anticipa las necesidades del mercado laboral. “Desarrollamos nuestro propio modelo pedagógico basado en ‘design thinking’ y utilizamos la tecnología como herramienta educativa”, cuenta su director de Finanzas, Eduardo García. “Dicha tecnología permite que exista una educación adaptada al ritmo de cada estudiante y una analítica en tiempo real que facilita que el maestro dedique más tiempo al alumno”, explica.

Esta misma visión es compartida por Dagabot, empresa social colombiana, formada por docentes, ingenieros y pedagogos, que han creado el programa Robótica para educar’. “Es un programa pedagógico que desarrolla, en los estudiantes de educación básica, las habilidades para ser exitosos en los ambientes de vida y de trabajo del siglo XXI", explica su CEO, Nelson Darío García. Este método, que combina robots, 'software' y material pedagógico físico y virtual, está pensado especialmente para que los usuarios vulnerables puedan acceder con garantías al mercado laboral.

La nueva edición de BBVA Momentum, que este año se celebra en México, está impulsando el crecimiento de cien empresas. Entre ellas, compañías que dotan a las personas de las herramientas y habilidades necesarias para afrontar un futuro laboral en el que la tecnología es protagonista. Todas ellas están completando un programa de formación intensivo que les servirá para aumentar el impacto que tienen en sus comunidades. Además, BBVA México dispondrá de hasta 150 millones de pesos (más de 6 millones de euros) para otorgar créditos con condiciones especiales entre los participantes.

Otras historias interesantes