Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 04 sep 2018

Comprar o alquilar: ¿Depende de la ciudad donde se resida?

Comprar una vivienda es probablemente la decisión económica más importante que debe tomar una familia. Sin embargo, no resulta una decisión sencilla, al menos al compararlo con la situación que existía en España hace una década, antes del inicio de la crisis.

La app Valora te ayuda a decidirte: ¿Alquilo o compro?

En aquel momento, los bajos tipos de interés en las hipotecas facilitaban optar por adquirir antes que por alquilar, pero ahora la situación es diferente, aunque la demanda actual haya contribuido a que el precio medio de la vivienda en nuestro país creciera un 3,8% en el primer trimestre del año, hasta los 1.283 euros por metro cuadrado.

La precariedad laboral, la incertidumbre en los mercados y el endurecimiento en las condiciones de acceso a la financiación obligan a meditar con cautela antes de decantarse por una u otra alternativa. En abril, último mes que recoge datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la concesión de préstamos hipotecarios creció más de un 34% con respecto al año anterior, con un récord histórico de las hipotecas a tipo fijo, que ya suponen dos de cada cinco. Madrid, Andalucía y Cataluña acumularon más de la mitad, siendo Baleares donde más aumentaron, con un 66%.

Desde el lado del alquiler, y de acuerdo al informe ‘Radiografía del Mercado de la Vivienda’, 2017 cerró con un incremento interanual del 8,9% en vivienda nueva y del 5,1% en la de segunda mano. Una tendencia al alza en los precios que se mantiene en el primer trimestre de este año, principalmente en grandes ciudades y zonas costeras. Por ello, y al contrario que ocurrió en el último lustro, vuelven a ser mayoría (54%) los españoles que opinan que compensa más pagar una hipoteca que un alquiler.

Cómo decidirse

En la actualidad, se necesitan alrededor de siete años y medio de salario completo para adquirir una vivienda. Parece mucho, pero poco antes de la crisis hacían falta casi diez. Un buen dato para decantarse por comprar, como lo es también el nivel bajo en el que se encuentra el euríbor, índice al que están referenciadas más del 90% de las hipotecas a tipo variable que existen en España. En el otro lado, la opción del alquiler siempre es la idónea si no se desea realizar una inversión previa, no suponiendo apenas ninguna atadura para marcharse a otra casa en cualquier momento.

Así las cosas, estos son los pros y contras de escoger una u otra alternativa, aunque siempre es necesario analizar con cuidado la toma de decisión en cada caso, haciendo casi una obligación el tener que echar números para ver qué nos compensa más:

  • Por qué comprar:

    • Si se va a vivir durante un tiempo prolongado (diez años o más), se amortizará la inversión y el gasto inicial.
    • Los tipos de interés se encuentran a niveles bajos y algunos bancos están ofreciendo hipotecas muy competitivas.
    • Disponer de un activo inmobiliario permite plantearse en el futuro alquilarlo, según el ciclo económico y la situación personal.
    • Es una manera de invertir el dinero en algo que se revalorizará a lo largo del tiempo, especialmente en grandes núcleos urbanos.
  • Por qué alquilar:
    • Idónea para poder moverse de un lugar a otro si se tiene previsto hacerlo, ya que resulta una opción muy flexible que no genera ataduras.
    • Conlleva, en principio, menos gastos fijos para el inquilino, ya que no paga nada en concepto de seguros o comunidad de vecinos, por ejemplo.
    • En este sentido, no supone el pago de impuestos que sí soporta el dueño de un inmueble (como el IBI) o los intereses de una hipoteca.
    • La mensualidad no es inalterable a lo largo de todo el alquiler: puede subir o, si el mercado inmobiliario cae, puede bajar, suponiendo un ahorro.

En cualquier caso, y como recomendación final, antes de tomar una decisión, hay que valorar los siguientes puntos:

  1. ¿El inmueble que interesa está cerca de los lugares que frecuentas?
  2. ¿Es posible cambiar de trabajo en los próximos dos o tres años?
  3. ¿Tienes claros todos los gastos que conlleva compra una casa? Analizar, al menos, el coste de la hipoteca, los gastos de compra-venta, el seguro del hogar, la comunidad de propietarios, el IBI y el estado general de la vivienda.
  4. ¿La ciudad en la que se quiere vivir tiene una tendencia al alza en el precio del metro cuadrado de la vivienda? ¿Y el barrio de la casa que interesa?
  5. ¿Quieres un plan financiero para la jubilación? Es importante que dediques un tiempo a pensar en ello.
  6. Y una última pregunta, pero muy importante: ¿Te puedes permitir en estos momentos adquirir una vivienda?

La app Valora: ¿Alquilo o compro?

Otras historias interesantes