Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Hay condiciones para que el peso siga fortaleciéndose frente al dólar

La llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos de América ha significado uno de los factores para la alta volatilidad que en los últimos meses se ha presentado en la economía mexicana, principalmente en el tipo de cambio. Así lo destaca Carlos Serrano Herrera, economista en jefe de BBVA Bancomer en su artículo “El peso todavía tiene espacio de apreciación” publicado en el periódico El Financiero, donde expone las razones por las que el peso mexicano ha ido ganando terreno y con probabilidad para una mejor apreciación hacia el futuro.

Carlos Serrano Herrera indicó que, desde el 8 de noviembre de 2016 cuando se llevaron a cabo las elecciones y hasta finales de enero de 2017, el peso fue considerado la moneda más depreciada de todas las divisas del mundo, derivado primero por la posible llegada de Trump a la presidencia y después por su elección. Hoy el entorno ha cambiado de tal forma que se ha convertido en la moneda más apreciada, a lo que se suman los bonos gubernamentales con un nivel de volatilidad significativo; la tasa de estos bonos a 10 años estaba en niveles inferiores a 6% y una vez que se da el resultado de la elección se ubicó abruptamente al cierre de enero en 7.7%, mostrando hasta el momento un comportamiento más favorable en niveles de 7.1%.

Serrano explicó que la razón principal de esta volatilidad en el comportamiento de las variables financieras es la percepción sobre lo que suceda hacía adelante con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Es así como el tipo de cambio desde noviembre hasta enero pasó de 18.3 pesos por dólar, alcanzando niveles de 22 pesos por dólar, como resultado de la retórica de Trump “anti-TLCAN”, aunado al anuncio de la armadora Ford sobre la cancelación de su plan de inversión 1,600 millones de dólares para la construcción de una nueva planta automotriz en el país. Haciendo parecer que la relación comercial de México con Estados Unidos se vería afectada, relación que ha sido el motor principal de la economía mexicana en los últimos 20 años, expresó.

Para el economista en jefe de BBVA Bancomer, el cambio positivo en el tono de los mensajes de Trump, que empezaron a circular desde finales de enero en torno al TLCAN hasta hace unos días que se envió la notificación al congreso para renegociar el acuerdo, se han reflejado en el tipo de cambio y con el peso fortaleciéndose. Desde el 20 de enero la moneda mexicana se ha apreciado en alrededor de 17%. Serrano argumentó que otra razón que fortaleció al peso, fue el resultado del proceso electoral en el Estado de México, logrando que se apreciara más de 2% y también han contribuido los bonos gubernamentales el proceso de consolidación fiscal y el remanente de operación del Banco de México (Banxico) disminuyendo las posibilidades de una reducción en la calificación soberana de México.

Carlos Serrano sostiene que aún hay espacio para que el peso se aprecie más y señala que una vez que se disipen algunos factores de incertidumbre alrededor de la economía mexicana, entre los que destacan una buena negociación del TLCAN, la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos que continúe con el ritmo gradual de retiro de los estímulos monetarios y sucedan las elecciones presidenciales de 2018 en el país, el peso debería aproximarse a niveles de 17.50 pesos por dólar, pero mientras esto no suceda, se observará volatilidad, con movimientos al alza y a la baja de la moneda.

La colaboración completa para el periódico El Financiero se publicó el 9 de junio de 2017 y puede consultarse en el siguiente Link

Otras historias interesantes