Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 03 jul 2017

Consejos para ahorrar en el carnet de conducir

Alrededor de 1.100.000 personas se presentaron en 2016 en España al examen del carnet de conducir para conseguir el permiso de clase B, el de coche, y de ese millón largo, fueron casi 500.000 los que lograron su objetivo. Lo más destacable del proceso de preparación para la obtención del permiso reside en las importantes diferencias económicas que existen dependiendo de la ciudad en la que se prepare el candidato.

Diferencias sustanciales

Sacarse el tan necesario carnet de conducir requiere de una preparación previa a enfrentarse a los exámenes teórico y práctico, que en la inmensa mayoría de los casos se realiza a través de las autoescuelas. El último estudio realizado en España por FACUA-Consumidores en Acción en 2015 presenta diferencias significativas que conviene tener en cuenta como primera medida a la hora de comenzar el proceso.

Durante la investigación se escogió comparar los precios para el caso de un usuario que aprobara a la primera los exámenes teórico y práctico, tras haber recibido en la autoescuela un mes de clases de teoría y 20 clases de conducción de 45 minutos cada una. Los resultados arrojan disparidades signitificativas en los precios. Así, las ciudades en las que sacarse el carnet es más costoso por término medio son las de Murcia, Lleida y Bilbao con 993, 903 y 880 euros, respectivamente. Por el contrario, las más económicas son Granada, A Coruña y Badajoz con unos precios medios de 452, 499 y 511 euros. Asimismo, de entre las 286 autoescuelas del estudio se revela una diferencia de hasta 900 euros entre el centro más caro de España, que se encuentra en Cuenca, y el más económico, situado en Granada. La media española se sitúa en 692 euros.

Consejos útiles

  • Realizar un estudio propio

Si bien no tendría mucho sentido incurrir en los gastos que supondría desplazarse temporalmente a otra ciudad para que el carnet saliera más económico, el estudio citado demuestra la idoneidad de realizar un análisis entre los precios de las autoescuelas de la ciudad en la que se reside.

  • Cuidado con las ofertas

No es infrecuente encontrarse con precios distintos entre las ofertas de los centros, en ocasiones de manera llamativa. Se recomienda asegurarse de que todas las tarifas a comparar incluyan el IVA dentro de la cantidad ofertada para evitar sorpresas indeseadas a la hora de formalizar la matrícula.

  • Se ha de disponer de tiempo

Antes de comenzar a sacarse el carnet es importante saber que se cuenta con el tiempo disponible suficiente para realizar todo el proceso sin interrupciones. De nos ser así, se corre el riesgo de que los servicios asociados a determinados pagos prescriban como puede ser en el caso de las tasas, el examen psicotécnico o la matrícula de la autoescuela, entre otros, incrementado el coste final.

  • Aprendizaje completo

Hay que asegurarse de que en la autoescuela se recibe instrucción sobre el temario teórico completo y se practican todos los supuestos posibles durante la etapa del aprendizaje de la conducción con el fin de no acabar incurriendo en mayores gastos.

  • Clases por lotes

Las clases prácticas pueden salir más económicas de lo que parece. Se recomienda informarse con antelación porque son muchas las autoescuelas que ofrecen packs que reducen el precio unitario de las mismas.

  • Objetivos prefijados

Tanto al inicio del periodo de las clases teóricas como de las prácticas se recomienda determinar de manera clara con el profesor los objetivos que se han de alcanzar en cada uno de los casos. Sólo así el alumno será capaz de conocer en qué momento del proceso se encuentra y qué le resta para finalizar su etapa de aprendizaje previa a examinarse.

  • El mismo coche

La importancia del vehículo con el que aprende a conducir. En ocasiones, por distintas razones, las autoescuelas no ponen el día del examen a disposición del alumno el coche con el que éste ha realizado las prácticas, exponiendo así al examinado a dificultades extraordinarias innecesarias que pueden resultar decisivas.

  • Pagar si aún hace falta

No conviene escatimar a la hora de recibir una pocas clases prácticas más. Entre saber cómo conducir y dominar la conducción puede estar la clave para superar o no el examen práctico. Al fin y al cabo, las estadísticas dicen que aproximadamente sólo 1 de cada 3 examinados consiguen aprobar la prueba práctica a la primera.

Otras historias interesantes