Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 17 ene 2017

¿En qué consiste el nuevo paquete legislativo para regular los servicios financieros?

El nuevo paquete legislativo de la Comisión Europea Capital Requirements Regulation (CRR) y Capital Requirements Directive (CRD) consiste en un conjunto de medidas con el fin de conseguir bancos más fuertes que contribuyan al crecimiento económico. María Abascal, de BBVA Research profundiza sobre estas medidas y detalla cuáles serán los próximos pasos.

El cambio legislativo de la Comisión Europea modifica, por un lado, el marco prudencial, es decir, las normas de capital de los bancos; y por otro lado, el marco de resolución o marco de gestión de crisis bancarias. Con este conjunto de medidas la Comisión Europea lo que quiere es conseguir bancos más fuertes que mejoren su capacidad de préstamo a la economía y, por tanto, que apoyen el crecimiento económico.

¿Qué objetivo tiene esta reforma?

La reforma se ha realizado básicamente con dos objetivos. Por un lado, era necesario incorporar al marco jurídico europeo una serie de estándares internacionales que se habían aprobado como, por ejemplo, el detalle del ratio de liquidez a largo plazo, el detalle del ratio de apalancamiento o los nuevos métodos de cálculo de riesgo de determinadas carteras. Se incorpora, por tanto, no todo el paquete conocido por la industria como Basilea IV, sino lo que ya está aprobado. Otra de las grandes novedades también es la incorporación de los colchones de absorción de pérdidas, el denominado TLAC en inglés para las entidades sistémicas globales, o el MREL para el resto de entidades. Por otro lado, se incorpora un paquete de mejoras técnicas que pretende corregir efectos indeseados de la regulación, posibilitando una aplicación proporcional para determinadas entidades. También quiere reflejar las especificidades del sistema financiero europeo, y por ello extiende el tratamiento favorable de los préstamos a las PYMES. Y, por último, quiere incorporar y dotar de validez legal a determinadas cuestiones que no estaban hasta ahora recogidas.

¿Cuáles son los próximos pasos que podemos esperar en el proceso?

El proceso acaba de empezar. Ahora se abre una negociación entre el Consejo y el Parlamento Europeo que cabe esperar que dure por lo menos un año.

¿Cuál es vuestra valoración de esta nueva propuesta?

Sin duda va a ser una reforma de implementación compleja para los bancos, más que nada por la magnitud de los cambios que incorpora. No obstante, son cambios que ya eran conocidos, porque la mayoría son incorporaciones de estándares globales, y es positivo que se cierren las incertidumbres regulatorias y también que se reconozcan las especificidades del sistema financiero europeo.

Otras historias interesantes