Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bancos centrales Act. 24 mar 2017

Cuarta subasta de liquidez de la TLTRO-2: demanda por encima de lo estimado

BCE euro

El Banco Central Europeo (BCE) anunció este jueves el resultado de la cuarta y última subasta de TLTRO-2 o préstamos condicionados a largo plazo. Se trata de operaciones de financiación dirigidas a los bancos, que buscan estimular la concesión de créditos en la zona euro. La demanda de liquidez adicional ha alcanzado los 233.474 millones de euros, muy por encima de lo solicitado en subastas anteriores y de lo estimado por el mercado.

Los programas TLTRO (siglas en inglés de targeted longer-term refinancing operations) consisten en inyecciones de liquidez o préstamos a niveles atractivos que el Banco Central Europeo concede a los bancos de la zona euro para que obtengan financiación a bajo coste. Esto permite a las entidades financieras reducir su coste de financiación, lo que debería impulsar la concesión de préstamos más baratos al sector privado no financiero (empresas y hogares).

Ayer el BCE hizo público el resultado de la cuarta subasta de la TLTRO-2. En total 474 entidades de la zona euro han solicitado 233.473,71 millones de euros cifra que supera las expectativas de mercado (el consenso estaba en el entorno de los 125.000 millones). El resultado de la última TLTRO-2  fue recibido de forma positiva ya que supone una apuesta por parte del BCE hacia el sector financiero y debería estimular la concesión de préstamos. En total, el importe solicitado en las cuatro subastas ha ascendido a 740.193,24 millones de euros.

Características de las TLTRO del BCE

El primer programa TLTRO fue anunciado por el BCE en junio de 2014. La autoridad monetaria europea se comprometía a abrir, a lo largo de dos años (y comenzando en septiembre 2014), ocho ventanas de liquidez con periodicidad trimestral. En las dos primeras subastas, el BCE ofrecía a los bancos de la zona euro un máximo aproximado de 400.000 millones de euros, es decir, el importe equivalente al 7% del total de sus préstamos al sector privado (excluyendo préstamos hipotecarios), y a tipos de interés muy reducidos (0,25% inicial que, en 2015, fue rebajado a 0,05%, y en 2016 a 0%).  En  las siguientes seis subastas no había límite de fondos, pero las entidades tenían que utilizar ese dinero para conceder créditos a empresas y familias. En caso contrario, tendrían que devolverlo en septiembre de 2016.

Adicionalmente, en marzo de 2016 el Banco Central Europeo anunció el lanzamiento de un nuevo programa de préstamos condicionados a largo plazo, conocido como TLTRO-2.

A través de este programa, el BCE se comprometía a abrir cuatro ventanas de liquidez entre junio de 2016 y marzo 2017, también con periodicidad trimestral. De esta forma, los bancos podrían solicitar hasta el 30% de su cartera de préstamos elegibles al sector privado (sin incluir préstamos hipotecarios), importe del que habrá que restar las cantidades solicitadas en las dos primeras subastas de la primera TLTRO (llevadas a cabo en 2014). El interés al que se ha concedido dicha liquidez ha sido el equivalente al tipo de referencia del BCE (actualmente 0%). Además, se establecía como novedad la posibilidad de que estas inyecciones pudieran ser concedidas a tipos negativos en caso de que los bancos que acudieran a la subasta incrementen el volumen de préstamos elegibles. Los préstamos tendrán un plazo de cuatro años aunque podrán devolverse trimestralmente dos años después de la operación. El BCE no ha establecido una cantidad máxima como referencia.

Otras historias interesantes