Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 22 ago 2016

La Cepal estima que el desempleo en América Latina aumentará un 8,1% durante 2016

La desaceleración que viene registrando la economía de América Latina y que este año culminaría con una caída del Producto Interno Bruto de -0,9%, según los pronósticos de BBVA Research, ha impactado la generación de empleo en los diferentes países de la región, y por el contrario, el desempleo ha venido en aumento en los últimos años.

En un reciente informe sobre la economía de América Latina, la Cepal señala que la tasa de desempleo en la región alcanzó el 7,4% en 2015, un aumento significativo frente al 7,0% registrado en 2014.

Con excepción de México, donde los indicadores han sido más favorables, en el resto de países continúa este año el deterioro de las principales variables laborales, con nuevas caídas de la tasa de ocupación, aumentos considerables de la tasas de desempleo urbano y empeoramiento de la composición del empleo, que a su vez refleja un incremento del trabajo por cuenta propia y un empeoramiento de la calidad del empleo. Se espera que continúen las tendencias observadas en los primeros meses del año, por lo cual la comisión regional de Naciones Unidas proyecta que para 2016 la tasa de desempleo alcance el 8,1%.

“La debilidad de la creación de empleo se debe al estancamiento del empleo asalariado. En efecto, durante los últimos años, la tasa de generación de empleo en esta categoría se desaceleró continuamente, de un 1,6% en 2013 a un 0,8% en 2014 y un 0,3% en 2015. Debido principalmente a la marcada caída interanual del empleo asalariado en Brasil (-3,7%) en el primer trimestre de 2016, a nivel regional se ha registrado una contracción del empleo en esta categoría del 0,5% respecto al mismo período del año anterior”, explica la Cepal.

Gráfico desempleo en América Latina junio 2016

Desempleo por sectores

El enfriamiento de la actividad económica, especialmente en América del Sur, ha afectado la generación de empleo en diferentes sectores como el manufacturero que se contrajo en -5,4% en América Latina durante el primer trimestre de 2016, afectado particularmente por el dato de Brasil (-11,5%). El empleo en la construcción creció solo un 1,3% por el debilitamiento de la demanda interna, pero en este sector fue clave la contribución de México donde aumento 6,5%. Por su parte, el empleo en al sector agropecuario y en los servicios financieros, inmobiliarios y a empresas descendió, mientras que el de comercio, restaurantes, hoteles y servicios comunales, sociales y personales creció moderadamente.

“Aunque son pocos los países con información al respecto, el desempeño diferenciado en los mercados laborales en el norte y el sur de la región también se observa en la evolución de las tasas de subempleo por hora de trabajo. En cuatro de cinco países sudamericanos (Ecuador, Chile, Perú y Uruguay), la tasa de subempleo aumentó en el primer trimestre de 2016 en comparación con el mismo período del año anterior, con Colombia como única excepción. En contraste, en México esta tasa se redujo”, indica el informe de la Cepal.

Por otro lado, se ha observado en los países de América del Sur una tendencia común al deterioro de la evolución de los salarios reales desde mediados del año pasado, en un contexto de mayor inflación que la prevista. “A inicios de 2016, los salarios reales registraron modestos incrementos reales en Uruguay, debido a las negociaciones salariales, que lograron compensar las pérdidas previas, mientras que en el Brasil y, en menor magnitud, en Colombia se observó una caída real de los salarios medios. De todas maneras, en ninguno de estos países se han producido aumentos reales significativamente superiores a un 1%”.

La Cepal subraya que la debilidad en la generación de empleo, sumada a la disminución de la tasa de crecimiento del salario real, ha generado un bajo dinamismo del consumo de los hogares, lo que a su vez, ha afectado el crecimiento económico de América Latina.

Otras historias interesantes