Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Se deterioran las perspectivas de crecimiento en Brasil, según BBVA Research

El proceso de recuperación de la economía de Brasil será más lento de lo previsto, pues hay varios factores que están afectando su crecimiento. Esto ha llevado a BBVA Research a modificar a la baja su proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto para la mayor economía de América Latina: 1,6% para 2018 y 2,4% para 2019.

A pesar del menor optimismo, la recuperación del crecimiento debería continuar, apoyada, principalmente, en una demanda global relativamente sólida, el tono expansivo de la política monetaria, el desempeño del sector agrícola y los ajustes realizados en años previos. Así lo indica el informe Situación Brasil tercer trimestre 2018 de BBVA Research.

De igual forma, se estima que la recuperación del consumo privado y la inversión será gradual, en tanto que las exportaciones seguirán contribuyendo de manera positiva al crecimiento.

Entre los factores que están deteriorando las perspectivas de crecimiento de Brasil, BBVA Research menciona los siguientes: entorno global menos favorable, probable desaceleración de la economía argentina, menor crecimiento de lo esperado en el 1T18, aumento de la incertidumbre política, mayor volatilidad financiera, menor probabilidad de reformas y ajustes fiscales, mayor inflación y política monetaria menos expansiva de lo esperado.

Revisión a la baja del crecimiento

Proyecciones de crecimiento para Brasil, BBVA Research

Fuente: BBVA Research

Inflación al alza

Por otra parte, los precios de la canasta básica mostraron un aumento del 4,4% en junio, debido en buena parte al desabastecimiento provocado por el paro camionero. Esto sumado a la fuerte depreciación cambiaria y el mayor precio del petróleo, ha llevado a BBVA Research a ajustar al alza sus previsiones de inflación hasta 4,5% en 2018 y 4,7% en 2019.

El control de la inflación y la depreciación cambiaria, han obligado al Banco Central de Brasil (BCB) a mantener una política monetaria menos expansiva, al frenar el recorte de los tipos de interés. La previsión es que se mantengan en 6,50% hasta inicios de 2019, para luego iniciar un ciclo de endurecimiento más agresivo.

Aumentan las tensiones financieras

Otro factor que afecta la recuperación tiene que ver con las tensiones financieras recientes, que ayudaron a poner fin al excesivo optimismo de los mercados con respecto al país suramericano. Enestor Dos Santos, economista de BBVA Research para Brasil, explica que esto se ha dado en línea con el proceso de retirada de estímulos monetarios en Estados Unidos y las amenazas proteccionistas. A lo anterior se sumaron también las tensiones provocadas por la incertidumbre política y el problema fiscal de Brasil. En todo caso, Dos Santos pondera que la fortaleza de las cuenta externas del país han impedido que las turbulencias financieras recientes hayan sido aún mayores.

El economista agrega que la incertidumbre política alimenta las dudas sobre si se logrará frenar el deterioro estructural de las cuentas públicas en los próximos años y dice que los aumentos impositivos y el control de gastos han sido insuficientes para revertir las tendencias fiscales negativas. La deuda pública ya alcanza el 77% del PIB, según datos a mayo.

Sin embargo, el problema fiscal no parece tener una salida fácil. Para BBVA Research, la mejor alternativa es la de reducir el gasto público, para lo cual es imprescindible una reforma de la seguridad social y una reforma para reducir la proporción del gasto discrecional.

Por último, las proyecciones del servicio de estudios económicos de BBVA indican que el real seguirá depreciado y afectado por la volatilidad que caracterizará al mercado financiero, al menos hasta las elecciones presidenciales de octubre. Tras las elecciones y de las señales positivas que se esperarían del nuevo gobierno entorno al tema fiscal, podría darse cierta apreciación del tipo de cambio.

Otras historias interesantes