Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Compra de vivienda 28 may 2018

Diferencias entre la realidad virtual y la realidad aumentada

Distintas empresas tecnológicas han apostado de manera decidida por distintas aplicaciones o soluciones que pueden resultar similares, pero que difieren de manera sustancial en sus casos. Esto es lo que ocurre entre la realidad virtual y la realidad aumentada, que pueden tener algunas similitudes pero también importantes diferencias para el usuario.

Si hablamos de realidad virtual, y como su propio nombre indica, es aquella que nos transporta en una experiencia sensorial a un ambiente artificial en el que no se ve nada de lo existente en el exterior. Para entrar en ese mundo no existente, se suele necesitar tanto unas gafas especiales como unos auriculares.

Las gafas suelen ser de dos tipos: aquellas que tienen su propia pantalla incorporada o las que necesitan de la utilización de un ‘smartphone‘ que ofrece la virtualidad de una pantalla para ver la realidad virtual, valga la redundancia.

Dichas gafas cubren por completo la visión, por lo que el usuario no aprecia la realidad existente a su alrededor. Bien conectado al ‘smartphone’ o a un ordenador cercano, se podrán sentir algunas experiencias de lo más variadas, según el objetivo que cada uno se haya marcado con su utilización.

Algunas de las aplicaciones más conocidas son los vídeojuegos, aunque la realidad virtual también está siendo utilizada, por ejemplo, en aviación. Se trata de una manera de entrenamiento a los nuevos pilotos, mucho menos contaminante y más segura.

BBVA-Valora-View

Un usuario utiliza la aplicación BBVA Valora View para buscar vivienda

La realidad aumentada gana peso en las empresas

La realidad aumentada se diferencia, sobre todo, porque complementa el entorno real con objetos digitales. Es decir, el usuario puede ver todo lo que tiene alrededor, pero el dispositivo que se utilice puede reproducir sobre ese entorno verdadero animaciones o datos que no están ahí.

No hace tanto años, un claro ejemplo de esta realidad aumentada se puso muy de moda, entre jóvenes y algunos de mayor edad, con la captura de unos Pokémon mediante su teléfono móvil. Pero su aplicación no es sólo con estos fines recreativos. Por ejemplo, también se puede utilizar para poder adecuar un mueble en un cuarto de la casa o cómo diseñar el jardín propio que uno pueda tener en su vivienda.

BBVA es el pionero del uso de la realidad aumentada en el sector bancario europeo, ya que acaba de lanzar la primera ‘app’ que usa esta tecnología para la búsqueda de vivienda. El usuario, sea o no cliente de la entidad bancaria, tan solo debe descargar BBVA Valora View -disponible en Android e iOS-, enfocar con la cámara de su ‘smartphone’ a un edificio determinado, y la ‘app’ le indica si en ese edificio hay algún piso en venta o alquiler. Un servicio que se nutre de las viviendas listadas en Idealista y que se adapta a una búsqueda real de cualquier usuario, que suele empezar en la calle.

El seguimiento de esta realidad aumentada puede hacerse mediante el propio teléfono móvil, como es el caso de BBVA Valora View, o mediante unas gafas especiales que se conectarían con un algún dispositivo informático que permita generar las imágenes virtuales en el escenario real en el que cada uno se encuentre en ese momento.

¿Realidad mixta?

No es una cuestión de generar más confusión, pero en plena evolución de este tipo de aplicaciones también uno se puede encontrar con al realidad mixta. En este caso, se trata de una mezcla entre a realidad virtual y la aumentada, por lo que se puede disfrutar de los mejor de las anteriores.

En concreto, la realidad mixta permite unir ambos conceptos e interactuar con objetos reales dentro de un mundo virtual, estar por completo inmerso en un mundo virtual o reproducir elementos virtuales en el entorno natural que a cada uno rodea. Empresas como Microsoft han apostado de manera decidida por esta tecnología, la última en llegar a las diversas realidades virtuales o aumentadas.

Otras historias interesantes