Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Gente Act. 31 oct 2018

Dubái: la ciudad más todo

Fotografía: Dubai Burj Khalifa (Europa Press)

Dubái es exuberancia. Una ciudad creada de la nada. Una franja longitudinal recorre la costa y después, el desierto. La silueta de la ciudad más poblada de los Emiratos Árabes Unidos está protagonizada por los rascacielos. De hecho, el edificio más alto de mundo está en Dubái. Un lujo abrumador bajo unas temperaturas de justicia. Ciudad del ocio a medida y de las compras, donde encuentras terrazas para tomar el té de las cinco y, paradojas de la vida, los campos de golf más verdes del planeta. Por todo eso, Dubái es única. Repasamos todos sus récords en un paseo por la ciudad.

El edificio más alto del mundo

Enmarcado en el centro financiero de la ciudad, los 823 m del Burj Khalifa dominan todo el panorama. Podría verse desde cualquier punto 95 kilómetros a la redonda, de no ser por esa bruma arenosa que reina en la zona. A los pies del edificio es difícil contemplarlo en su totalidad, el cuello humano tiene esas limitaciones. Para poder disfrutarlo por dentro hay varias opciones: puedes comprar una de las viviendas de las disponibles en varias plantas, algo insólito en un edificio de esas características, o puedes visitar alguno de sus dos miradores. El más alto de ellos está en la planta 148 y la entrada cuesta 350 dirhams (unos 84 euros al cambio).

 

El centro comercial más grande del mundo

Con 1.200 locales y tiendas, el Dubai Mall es el paraíso de las compras. Pegado al Burj Khalifa, es además la zona de entretenimiento más visitada del mundo con 65 millones de visitantes en 2012 (9 millones más que los turistas que recibió Nueva York ese mismo año). Todo es desmesurado: un acuario con 10 millones de litros de capacidad y 33.000 especies marinas, un canal al estilo veneciano, pista de hielo, centro médico… Todo lo necesario para no salir de allí en horas. Cuidado con las tarjetas de crédito que las carga el diablo.

La isla artificial más grande del mundo

El megaproyecto de las Palm Island contaba inicialmente con tres complejos a lo largo de la costa dubaití con forma de palmera. Actualmente solo una de estas construcciones está finalizada, la Palm Jumeirah. Está concebida como una gran zona residencial y de ocio. Para ver la forma de palmera datilera, lo ideal es realizar una experiencia en helicóptero o salto en paracaídas. Si te ves más seguro con los pies en la tierra, puedes optar por ir hasta el final del tronco del árbol y visitar el hall del Atlantis Hotel, un lujoso resort con acuario, tiendas de grandes marcas y un impresionante parque acuático.


El hotel con más estrellas del mundo

Aunque se trata de una autoimposición, el Burj al Arab presume de 7 estrellas. Su forma de vela sobre la costa y sus especiales servicios lo convierten en capricho para el viajero. Tiene 9 restaurantes, de los que destacan el ubicado a 200 metros de altura y el que se encuentra bajo el mar. Destaca también su famoso helipuerto, donde se han llegado a disputar partidos de tenis para promocionar el Torneo de Dubái.

 

El anillo de oro más grande del mundo

Dejamos a un lado la modernidad para adentrarnos en la cultura más tradicional de Dubái. El barrio de Deira todavía guarda el encanto de los zocos árabes. Diferentes calles acogen tiendas especializadas en perfumes y fragancias o en especias pero el mercado que más destaca entre todos es el Gold Souk. Centenares de comercios dedicados al oro donde la exuberancia vuelve a manifestarse. En la vitrina de uno de los locales más concurridos vemos el anillo de oro más grande del mundo: 64 kilos de diamantes y de oro de 21 quilates. Un descomunal anillo para la ciudad de los excesos.

Otras historias interesantes