Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía Digital 28 nov 2017

La ‘economía naranja’ se hace fuerte en América Latina

La ‘economía naranja’ es un modelo que, poco a poco, está cobrando importancia en el desarrollo de América Latina. Entre sus características destaca la innovación y el progreso científico y tecnológico en la región.

Según afirma el BID en su estudio ‘Public Policies for Creativity and Innovation: Promoting the Orange Economy in Latin America and the Caribbean’, este tipo de economía es una herramienta basada en políticas para estimular simultáneamente la oferta, la demanda y la interacción entre los diversos actores de un ecosistema innovador y creativo.

La economía creativa es comúnmente conocida como ‘naranja’ en la región debido a que este color está asociado a la juventud y la alegría. Se trata de una práctica cada vez más extendida en los procesos de producción en América Latina. La principal diferencia en este modelo viene dada en las emociones que se generan en el consumidor al innovar junto con el progreso científico y tecnológico añadido.

En América Latina, este tipo de producción continúa en auge. Actualmente, los países que han crecido a un mayor nivel de la región tienen una contribución mayor que la media en las industrias que se reconocen como economía creativa.

Las estimaciones de este estudio muestran que la aportación al PIB de esta industria es de aproximadamente un 2,2% en la región. Además, la contribución de la economía creativa al empleo en la región es del 5,3%, habiendo países que incluso alcanzan el 7%.

Unas proyecciones y cifras que indican que la creativa es una economía con un potencial muy alto y con un poder que, hasta ahora, continúa creciendo exponencialmente.

El ecosistema creativo, un elemento clave

Para que prosiga su crecimiento, según asegura el BID, es necesario establecer y alimentar un ecosistema creativo. Esto quiere decir, en parte, que es necesario que actores tanto públicos como privados puedan estar conectados en este ámbito.

Además, también tendrán que incidir los diferentes actores en comprender la diversidad, la interdependencia y la colaboración entre todos ellos para que esta economía naranja pueda seguir desarrollándose.

Las TIC cobran importancia en la región

Según BBVA Research, la importancia del desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en América Latina responde a un fuerte potencial para transformar las sociedades y las economías. Este tipo de tecnologías reducen los costes de información y de transacciones, crean nuevos modelos de colaboración e innovan mejorando el acceso a servicios básicos.

En este informe se resalta cómo el acceso a internet y a otras tecnologías está cobrando cada vez más importancia realizando una comparación con la óptica de Maslow y su pirámide. El economista definió su teoría de la motivación mediante una lista de las necesidades básicas de los seres humanos siguiendo una estructura piramidal, donde en la base se sitúan las necesidades más importantes.

Actualmente, el acceso a internet se sitúa prácticamente en la cúspide de la pirámide junto a necesidades como viajar o tener un coche propio. Aun así, BBVA Research apunta a que, de cara a las próximas décadas, se convertirá en una necesidad situada más cerca de la base de la pirámide.

Otras historias interesantes