Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 21 nov 2018

El aguinaldo y los gastos de fin de año

Diciembre es el mes cuando se presenta un mayor gasto en las familias mexicanas derivado de las diversas celebraciones que se presentan, entre las que se encuentran el fin de año, las vacaciones escolares, las festividades religiosas, las posadas, cenas y, por supuesto, los regalos y adornos de la casa. ¿Cómo hacer frente a todos estos gastos?

La mejor forma de llevar la época decembrina es la elaboración de un buen presupuesto. Para ello se deben considerar tanto los ingresos y gastos recurrentes como los extraordinarios. Tomando en cuenta las compras que se generan en esta temporada, el uso de productos de financiamiento al consumo es una buena alternativa para enfrentar los gastos adicionales que suponen todas las festividades.

Un ingreso extra, el aguinaldo

De acuerdo con la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), el aguinaldo fue concebido para hacer frente a los gastos de fin de año. Sin embargo, el destino de los recursos es muy variado y depende de las prioridades de cada familia. El aguinaldo es una prestación para las personas asalariadas que se encuentra estipulada en el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo. Ahí se especifica que se debe de entregar a más tardar el día 20 de diciembre y que consta de al menos 15 días de salario, pudiendo ser mayor la retribución a consideración del patrón.

Tarjeta de Crédito

Conviene tener presentes las alternativas financieras que existen en el mercado para sobrellevar lo mejor posible esta temporada del año. Las tarjetas de crédito de BBVA Bancomer, por ejemplo, pueden brindar hasta 50 días naturales de financiamiento en las compras que se realicen con cargo a la línea de crédito. Adicionalmente, la tarjeta cuenta con otras modalidades de uso que pueden ser aprovechadas en la temporada.

  • Disposición de efectivo. Obtener dinero en efectivo con cargo a la línea de crédito. Esta operación genera una comisión y un cobro de intereses desde el momento de la disposición hasta su pago. Útil para enfrentar emergencias o hacer pagos.
  • Compras a meses sin intereses (MSI). El uso de la tarjeta en los comercios que cuentan con la promoción permite que la compra se difiera en parcialidades; esto da liquidez en el momento al no requerir el pago total. Sin embargo, es necesario programar los pagos que implica la promoción en los siguientes meses.
  • Efectivo inmediato. Promoción por invitación que considera un alto porcentaje de la línea de crédito como el monto máximo a disponer en efectivo y presenta una comisión por disposición y una tasa de interés preferencial y su mayor beneficio es que los pagos se difieren en varios meses.
  • Pago de compras con puntos Bancomer. Al hacer uso de los puntos en los comercios afiliados la compra se paga con ellos y no se incrementa el saldo de la tarjeta. La compra es gratis.

Es importante que se programen los pagos que serán requeridos en los meses posteriores

 Préstamo Personal o Préstamo de Nómina

El Préstamo Personal o Préstamo de nómina es un crédito simple el cual no tiene garantía ni destino específico para su uso, por lo que se convierte en un producto ideal para esta época del año. El producto considera una tasa fija y diversos plazos que van desde los seis hasta los 72 meses. Se trata de una alternativa para gastos de montos mayores que se utiliza generalmente en productos y servicios de una larga vida útil. La contratación del crédito se efectúa en sucursal o por invitación en los canales digitales de Bancomer Móvil y Bancomer.com.

Para cualquiera de las alternativas de financiamiento que se utilice, es importante que se programen los pagos que serán requeridos en los meses posteriores. BBVA Bancomer, a través de su página y programas de educación financiera, ofrece información, simuladores y recomendaciones que impulsan el buen manejo de las finanzas personales.

Otras historias interesantes