Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Comercio 22 mar 2019

El comercio electrónico gana terreno al tradicional en España: supone el 20% del gasto

Como señala el último informe Situación Banca de BBVA Research, el peso del comercio electrónico se ha incrementado hasta rozar el 20% del gasto de los consumidores y el 10% de la facturación de las empresas españolas en 2018. Por el contrario, el comercio minorista tradicional se redujo en más de un 4%. Según este estudio —realizado con datos de transacciones gestionadas por BBVA— esto demuestra la alta probabilidad de que los canales digitales sustituyan en muchos casos a los presenciales.

“El peso del comercio electrónico en España ha crecido exponencialmente durante la última década. A mediados de 2018, la facturación rozó los 35.000 millones de euros, 7,5 veces más que en 2008”, afirma BBVA Research.

Además, hay que tener en cuenta la tasa de penetración, que se calcula en base al porcentaje de población entre 16 y 74 años que realizó al menos una compra por internet en los últimos doce meses. El informe apunta que dicho porcentaje superó el 53% en 2018, 35 puntos porcentuales más que en 2008.

Sin embargo, dichos datos contrastan con la evolución del comercio minorista tradicional, que se redujo más de un 4% en el mismo periodo, y con su escaso crecimiento —tan sólo un 0,3%— entre la población entre 16 y 74 años.

graficos-1y2-bbva-research-situacion-banca

En este sentido, BBVA Research asegura que el volumen de compras realizadas a empresas extranjeras a través de internet aumentó un 160% desde 2015, mientras que a empresas españolas solo se duplicó, según los datos disponibles para el estudio. Por lo tanto, “la participación de las importaciones en el gasto ‘online’ de los consumidores españoles rozaba el 60% en los últimos compases de 2018, 10 puntos más que en 2015”.

¿Quiénes son los líderes del comercio electrónico?

Tal y como indica el informe, las actividades que registran un mayor aumento del comercio por internet son aquellas en las que la madurez del canal electrónico es mayor, como es el caso de viajes, deporte y juguetes, transportes, servicios inmobiliarios, libros, prensa y revistas. No obstante, llama la atención que estas actividades, no se encuentran entre los sectores en los que la digitalización esté avanzando con especial rapidez.

El documento de BBVA Research también refleja que, a pesar de que el comercio electrónico gana presencia en la facturación de las empresas con independencia del volumen de ventas, el aumento del comercio ‘online’ es más elevado cuanto mayor es la facturación de la empresa.

graficos-3y4-situacion-banca

De dicha afirmación se deduce que las pymes se podrían estar quedando rezagadas en el importante camino hacia la digitalización. La importancia del canal digital alcanzó el 12% de facturación en las empresas que facturaron más de 500.000 euros en 2018, mientras que apenas llegó al 2% en aquellas de menor tamaño. Se demuestra, según el estudio, que el incremento de la cuota de mercado del comercio ‘online’ es mayor cuanto más elevado es el volumen de facturación. Es más, como indica un análisis más amplio realizado también por BBVA Research (Situación Consumo – Segundo semestre 2018), el apogeo del comercio electrónico explicó buena parte de la recuperación del consumo en 2018.

Más ventas ‘online’ en las provincias más prósperas y en el interior

Por último, el informe de BBVA Research analiza la penetración del comercio ‘online’ por localización geográfica. Así, destaca que “la participación de las ventas por internet es comparativamente elevada en algunas de las provincias más prósperas”, como Madrid, Barcelona, Zaragoza o Baleares, pero también en otras del interior con menor tamaño, como Huesca, Burgos o Albacete. En cambio, “no alcanza el 2,5% en Ceuta y Melilla, Segovia, Soria, Cádiz, Cáceres y Guadalajara”.

mapa-bbva-provincias-comercio-electronico-research-recurso-bbva

En el último año, la provincia líder del comercio electrónico en España ha sido Madrid (17% de las ventas de las empresas con tarjeta han sido online), seguida por Barcelona (11%), que sorprendentemente comparte posición con Huesca (11%) y con Baleares (11%).

El liderazgo de Madrid, Islas Baleares y Barcelona en el comercio electrónico está en línea con los resultados obtenidos en trabajos anteriores sobre las compras ‘online’ de clientes BBVA (Situación consumo 2T2017). En definitiva, se observa que Madrid gana con una gran diferencia al resto, ya que la capital es la ubicación elegida por muchas empresas del comercio electrónico para ubicar su sede.

Otras historias interesantes