Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El comercio internacional de América Latina registra una fuerte caída por el COVID-19

comercio-internacional-bbva

La pandemia no solo está afectando la actividad productiva de América Latina sino también su comercio. Según proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, el valor de las exportaciones de la región podría caer un 23% este año, en tanto que el de las importaciones descendería un 25%.

La caída del comercio exterior de Latinoamérica se produce en un contexto de recesión mundial como consecuencia del COVID-19 y que ha llevado a BBVA Research a revisar a la baja sus más recientes proyecciones de crecimiento global para 2020, desde el -2,4% al -3,2%. Según estos pronósticos, algunos importantes socios comerciales de la región como Estados Unidos sufrirá una caída de -5,1%, en tanto que China apenas crecerá 2,2% y la eurozona registrará una recesión que alcanzará el -8,5% al finalizar 2020.

Debido a la pérdida de dinamismo de la economía, el comercio mundial acumula una caída del 17% en volumen entre enero y mayo de 2020 y América Latina es la región en desarrollo más afectada, principalmente por el freno de las ventas de manufacturas, minería  y combustibles. Las estimaciones de la Cepal indican que en el primer semestre del año, los valores de exportaciones e importaciones de bienes habrían registrado caídas interanuales del 17% y 18%, respectivamente.

Contracción en las ventas al exterior

Ante la evolución actual de la pandemia no se prevé una recuperación del comercio exterior regional en el segundo semestre. Por esta razón, y según lo indica en su informe 'Los efectos del COVID-19 en el comercio internacional y la logística', la Cepal proyecta que este año el valor de las ventas al exterior de América Latina se contraerán un 23%, como resultado de caídas en precios, en un 11%, y en el volumen, en un 12%. Las importaciones, por su parte, mostrarían una caída del 25%, con una disminución del volumen en un 18%; se trata de cifras récord.

Según el destino, las exportaciones hacia Estados Unidos mostrarían este año una caída  del 32% y hacia la propia región del 28%, mientras que los envíos a China, centrados en materias primas, caerían solo un 4%. Las mayores reducciones de valor se registrarán en minería, por una caída de los precios, y en petróleo, por menores volúmenes exportados, pero también en manufacturas, que tiene como principal mercado  la misma región. Por el contrario, los productos agrícolas y agropecuarios mostrarán un mejor comportamiento, con un alza en su valor del 2%.

"Dado que las importaciones caerían más que las exportaciones, la región llegaría a un saldo comercial con superávit de poco más de 45.000 millones de dólares en 2020. Este se concentrará en los países del Mercado Común del Sur (Mercosur), Chile y México. Para la Comunidad Andina, cuyos miembros han sido fuertemente golpeados por la caída de los precios del petróleo y los minerales, se proyecta un déficit comercial de poco más de 4.500 millones de dólares", señala el informe de la Cepal.

América Latina y el Caribe: variación interanual del valor de las exportaciones de bienes por destino (en porcentajes)

América Latina -Exportaciones según destino, cifras de la Cepal

Las exportaciones hacia Estados Unidos son las que registran una mayor caída. - Cepal

Comportamiento de las exportaciones hasta mayo

Las exportaciones de bienes de América Latina cayeron 17% entre enero y mayo de este año, en comparación con el mismo período de 2019 y mostraron una reducción de 8,6% en volumen y de 8% en precios. La Comunidad Andina registró la mayor caída promedio del valor exportado, en un 23%, debido al gran peso de los productos energéticos y mineros en su canasta exportadora (63%), que han sido los más afectados en sus precios.

El valor de las exportaciones del Mercosur mostraron reducciones del 12,4% en el mismo periodo. En Argentina y Brasil, las mayores caídas se presentaron en los sectores de vehículos, autopartes y productos químicos, que se vieron afectados por la menor demanda intrarregional, pero también en los combustibles. El mayor impacto en Uruguay se registró en las ventas agropecuarias y de manufacturas, que en algunos productos cayeron más de un 80%, en tanto que en Venezuela se debió a la disminución del precio del petróleo.

México por su parte, tuvo una caída del 20,8% en el valor exportado y se vio afectado por el desplome de las ventas de productos manufacturados (20,9%), que representaron el 88% del total. Solo el sector agropecuario y las actividades extractivas diferentes a la petrolera mostraron leves aumentos del 3,5% y el 5,2%,respectivamente. Mayo fue un mes especialmente crítico, con una caída en las ventas externas del 57%, debido a la fuerte recesión en Estados Unidos, su principal mercado, que llevó a que las exportaciones automotrices cayeran a una tasa anual del 90% y las de las industrias electrónica, de plásticos y de de maquinaria y equipos se contrajeran un 52%, un 51% y un 42%, respectivamente.

En lo que respecta a las importaciones, entre enero y mayo de 2020 cayeron un 17,1%, debido a una baja de 12% en el volumen y de 5% en los precios. Para la Cepal, resulta preocupante la disminución de las compras externas de bienes de capital y de insumos intermedios (-14,5% y -13,6%, respectivamente), pues en su opinión, afectará la tasa de inversión y comprometerá la recuperación de la región.

Otras historias interesantes