Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Consumo 10 dic 2018

El efecto ROPO: qué es y cómo afecta al ahorro

El efecto ROPO (‘Research Online-Purchase Offline’), también conocido como ‘webrooming’, se refiere a una tendencia de consumo al alza que consiste en buscar los productos en internet para luego adquirirlos en un comercio físico. ¿Cómo afecta esta nueva forma de comprar a la economía personal y cómo se nota en el ahorro?

Los tiempos de recorrer escaparates, preguntar a los dependientes por ese producto tan deseado y rebuscar en el mostrador de las oportunidades de los grandes almacenes están quedando atrás. El nuevo consumidor solo necesita acceder a internet para buscar lo que necesita y comparar precios, lo que ya se nota en el consumo a nivel global. Según el estudio “Comercio Conectado” de Nielsen, las ventas ‘online’ se duplicarán, entre 2015 y 2019, lo que significará un total del 12% en ventas globales para 2019.

Los consumidores han incorporado las nuevas tecnologías con naturalidad en el proceso de compra, pero no le hacen ascos al canal ‘offline’. “Lo que importa es que todos los canales estén interconectados para dar a los consumidores la comodidad que necesitan”, explica Paul Martin, Head of Retail de KPFM en Reino Unido en el estudio “The truth about online consumers”. Sin embargo, reconoce que internet está ganando la partida: “La compra ‘online’ juega un papel más importante en el viaje del cliente o ROPO”.

La tendencia está presente y juega un papel importante en el comercio global, pero ¿cuáles son sus claves y cómo afecta a la economía a nivel personal?

Planificación previa

El consumidor ROPO se caracteriza por comparar precios antes de decidirse a comprar. Es un consumidor informado que valora la inmediatez y comodidad del canal ‘online’ y lo utiliza para planificar su compra, algo que siempre es positivo para las finanzas personales.

Las opiniones de los demás importan

Un comprador ROPO no se conforma con la información concreta del producto, también quiere saber qué opinan los que lo han probado. Las reseñas de otros consumidores son fundamentales a la hora de tomar la decisión. Entre los distintos canales para obtenerlas son las redes sociales, según la encuesta de PwC, “Global Consumer Insights Survey 2018”, la opción número 1 elegida por los consumidores.

Compra tradicional

Lo llamativo del efecto ROPO es que la compra se realice a la manera de la vieja escuela, acudiendo a la tienda física para realizarla, por lo que los comercios locales se ven favorecidos. Los motivos de este comportamiento son variados:

  • Necesidad de ver el producto en persona, examinarlo y comprobar que sus características son las que aparecen en la web.
  • Llevarse el artículo inmediatamente, ahorrándose los tiempos de entrega y los gastos de envío.
  • Informarse sobre el producto con el personal de la tienda, sobre todo en lo que concierne a la garantía o los periodos de devolución.

La cultura de cada país también es determinante a la hora de seguir o no esta tendencia. Según un estudio de la empresa BrandPOS, el 43% de los españoles compra online frente al 82% de los británicos. El motivo es que en España está muy arraigada la costumbre de acudir a la tienda para ver el producto físicamente y resolver las dudas cara a cara, algo que en Reino Unido no se percibe como algo tan necesario.

Más ahorradores

El consumidor ROPO acude informado a la tienda y es consciente de dónde va a encontrar el mejor precio, lo que le ayuda a planificar su compra y ahorrar. El precio importa, pero muchas veces, no tienen ningún problema en renunciar a los descuentos ‘online’ a cambio de la tranquilidad de comprar en una tienda física, siempre que la subida del coste sea leve.

Sin embargo, son menos fieles a sus tiendas favoritas, aquellas que, en principio, les darían esa confianza que necesitan y prefieren “sacrificar” la lealtad a cambio de una oferta mejor. Esta tendencia le da al comprador la libertad de priorizar o no el precio, según el estado de sus finanzas y adaptar sus compras al momento económico que esté atravesando. Por estos motivos, el efecto ROPO puede ser un gran aliado para el ahorro.

Otras historias interesantes