Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 27 ago 2020

BBVA digitaliza la correspondencia de sus clientes menores de edad en España

BBVA ha dado un paso más en la digitalización y permite que los representantes legales de menores de edad puedan acceder a las comunicaciones dirigidas a los mismos a través de los canales digitales -‘web’ y ‘app’ (Android e iPhone)- de BBVA en España. A día de hoy, un 75% de clientes de la entidad financiera reciben sus comunicaciones exclusivamente en formato digital.

En el buzón de la parte privada se puede acceder a las comunicaciones de uno o varios menores a la vez. Esto les permitirá tenerlas disponibles en sus dispositivos de forma ordenada y clasificada para consultarlas siempre que lo deseen.

El buzón, un punto de información muy completo

Los clientes de BBVA en España tienen a su disposición, dentro de la parte privada de la ‘app’, un buzón en el que reciben todas sus comunicaciones, creado en 2016. En junio de ese año, sólo cuatro de cada 10 clientes deseaban recibir sus comunicaciones por vía digital. Este porcentaje se ha multiplicado en estos últimos años y, en junio de 2020, el 75% de los clientes únicamente reciben comunicaciones digitales.

Este sistema de comunicaciones tiene múltiples ventajas. Por un lado, permite tener categorizados y archivados los documentos relativos a la actividad del cliente de los últimos cinco años, que se pueden consultar en cualquier momento. Pero, además, ofrece datos de relevancia adicionales, como la información fiscal, y centraliza las tareas que debe realizar un cliente. Por ejemplo, cuando una persona solicita un producto de manera digital, como un préstamo, la información contractual le llega a su buzón y puede firmarla digitalmente en el momento que desee.

Ahora, gracias a la nueva categoría ‘Mis representados’, se añade información adicional a aquellas personas que cuenten con menores representados en algún producto como una cuenta o una tarjeta.

Oferta centrada en las necesidades del colectivo

Cualquier menor puede ser cliente de BBVA en España desde su nacimiento, con una cuenta que carece de comisiones. Además, a partir de los 12 años, sus tutores legales podrán contratar una tarjeta de débito o prepago para sus representados, que tampoco tendrá cuota.

Otras historias interesantes