Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Cómo han evolucionado las oficinas de BBVA en España?

Desde hace más de diez años, BBVA ha apostado por un modelo de banca que aúne la proximidad, la transformación digital y la sostenibilidad. Los nuevos tiempos requieren nuevos espacios que se adapten a las necesidades de los clientes que buscan, además de facilidades para relacionarse con la entidad a través de los canales digitales, poder contar, siempre que lo necesiten, con su gestor de confianza que les ayude a tomar las mejores decisiones financieras.

Ante consumidores cada vez más exigentes y poniendo el foco más allá de ofrecer la mejor atención y servicios bancarios en los canales digitales, desde 2008  BBVA ha hecho evolucionar sus oficinas en España hasta crear espacios con un formato multicanal, personalizado, tecnológico y sostenible acorde con el cliente de hoy.

Es en ese año cuando se crean, de manera pionera, los Centros de Banca Comercial (CBC) con los que se buscaba la especialización, optimizar los tiempos y acercarse al cliente de manera personalizada para la mejor gestión de sus finanzas. Este fue el primer paso para, en 2011, lanzar un modelo de gestión remota para aquellos clientes que querían acercarse al banco de una manera digital pero sin perder el trato personalizado propio de la interacción presencial.

De esto modo nació BBVA Contigo, un servicio a través del cual los clientes de la entidad pueden relacionarse con su gestor en cualquier momento y desde cualquier lugar y eligiendo el canal en cada momento, bien sea digital, telefónico o presencial.

Tras el éxito de BBVA Contigo, en 2015, los Centros de Banca Comercial integraron este servicio y se convirtieron en Centros de Banca de Clientes 2.0. Esta evolución supuso que los nuevos CBC’s pasaban a gestionar a los clientes por todos los canales presenciales, remotos y digitales, impulsando de manera decidida el modelo de gestión remota BBVA Contigo.

Pero es desde 2019 cuando acudir a la oficina del banco para realizar algún trámite se ha convertido en algo más que eso. BBVA ha rediseñado estos espacios convirtiendo las oficinas en un lugar práctico, transparente, tecnológico y sostenible, donde se ofrece una experiencia única y poniendo a disposición de los clientes un abanico de posibilidades para decidir de qué forma quiere relacionarse con su banco.

BBVA posibilita a sus clientes interactuar con él a través del móvil, de manera remota, o acudiendo a la oficina cuando lo necesite solicitando el turno de caja digital o una cita previa para optimizar su tiempo y evitar las esperas. Esto permite, además, que un gestor especializado en el tema que el cliente quiera tratar durante la cita, solvente sus dudas y le asesore de forma más rápida.

Un nuevo modelo de oficina sostenible

Otro de los cambios importantes es el diseño de estas oficinas. Son espacios abiertos con más de 1000 metros cuadrados, que cuentan con cajeros automáticos de última generación para realizar toda la actividad bancaria diaria, salas para realizar gestiones personales con los clientes, y salas informales para aquellas gestiones que requieran menos privacidad.

Otra novedad es que los gestores disponen de una zona de trabajo independiente con el objetivo de trabajar de manera colaborativa a la vez que se comparte conocimiento. Con este nuevo modelo se maximiza el tiempo de gestión y se fomenta la proactividad entre el equipo, incrementando la planificación e impulsando la gestión de clientes a través de la cita previa.

Estos espacios no se han olvidado de la sostenibilidad, ya que cuentan con sistemas de eficiencia energética, sin archivos ni papeleras individuales con el objetivo de avanzar hacia espacios sin papel, y con una recogida selectiva de residuos.

Nuevas formas de atender al cliente que fomentan la optimización del tiempo a la vez que se ofrece un servicio cercano y de calidad gracias a un equipo especializado que trabaja bajo el paraguas de las nuevas tecnologías.

Otras historias interesantes