Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Jubilación 08 oct 2020

¿Debería adaptarse la edad de jubilación a la esperanza de vida?

El aumento de la esperanza de vida constituye un reto para la sostenibilidad de los sistemas de pensiones. Si cada vez vivimos más, ¿deberíamos trabajar más tiempo y jubilarnos más tarde? Según José Antonio Herce, presidente del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones, si no adaptamos la edad de jubilación a la esperanza de vida, se incrementará el déficit entre las cotizaciones y los gastos del sistema.

José Antonio Herce participó en un evento organizado por BBVA Mi Jubilación, el IESE y el diario Expansión, en el que también participaron Óscar Arce, director general de Economía y Estadística del Banco de España, y Javier Díaz-Giménez, profesor de Economía del IESE. “El futuro de las pensiones no es bueno, pero las pensiones del futuro no van a ser malas”, vaticinó Herce. Según explicó, para que el sistema sea sostenible, es necesario vincular la edad de jubilación a la esperanza de vida y cambiar las fórmulas de cálculo de las pensiones para que recojan toda la vida laboral. “Deberíamos jubilarnos más mayores para poder cobrar mayores pensiones”, subrayó.

Óscar Arce destacó, al respecto, que tiene sentido alargar la vida laboral si uno espera vivir más, ya que la vinculación de la edad de jubilación a la esperanza de vida es una de las palancas que permiten calibrar la sostenibilidad del sistema. Javier Díaz-Giménez señaló que, en su opinión, la edad de jubilación debería ser voluntaria, a partir de una edad mínima, y compatible con cualquier tipo de rentas del trabajo, aunque manteniendo la equivalencia de cotizaciones y prestaciones en “la cuenta individual” de cada trabajador.

Según José Antonio Herce, retrasar la edad de jubilación no debería suponer un problema para el empleo entre los jóvenes, en una economía avanzada, añadió. “La cadena de causalidad sería educación-empleo-pensiones”, explicó. “Tenemos uno de los mercados de trabajo más precarios. El salario medio de los menores de 40 años es ya menor que la pensión de jubilación y el desempleo juvenil es altísimo. Hay que mirar hacia la educación, cuya baja calidad es un gran problema: genera menos y peores empleos y por lo tanto dificultades en la financiación de las pensiones”.

En opinión de Óscar Arce, es una falacia la creencia de que una economía puede generar solo un número determinado y dado de puestos de trabajo.

Otras historias interesantes