Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación 09 abr 2020

Diez consejos para llevar la cuarentena con niños de la mejor forma posible

Teresa Andrés Blanco (BBVA Creative)

España nunca había vivido una situación de confinamiento como la actual en la que el país, prácticamente al completo, permanece recluido en casa para frenar el contagio por coronavirus. El mantener una rutina diaria, establecer prioridades o plantear esta situación como un reto, ayudarán a hacer más llevaderos estos días en familia. Sobre todo si este periodo se comparte con los más pequeños.

Aún no se sabe cuánto durará el estado de alarma en España decretado por el Gobierno para frenar al COVID-19. Tampoco existe evidencia científica sobre cómo puede afectar a los más pequeños. No obstante los psicólogos como Silvia Álava, coordinadora además del curso  ‘Hechos de emociones’ del programa educativo de BBVA ‘Aprendemos juntos’, son conscientes de que “el aislamiento puede tener consecuencias negativas para la salud mental tanto de los adultos como de los niños”.

Por este motivo, organizar el día a día para llevar de la mejor manera posible esta situación excepcional es clave. Y el tándem padres e hijos durante el tiempo que dure la cuarentena esencial. Esta psicóloga y especialista en infancia y adolescencia aconseja a las familias tener en cuenta varias recomendaciones.

Decálogo para los días del confinamiento

Mantener los horarios. Poner el despertador e irse a la cama a la hora habitual ayudará a mantener el ritmo  y vivir la situación con menos ansiedad. No alterar el ritmo de sueño y vigilia será fundamental en estas fechas.

Marcar una tabla con rutinas. A los niños les da mucha seguridad saber qué es lo que toca y lo que va a hacer en cada momento. Es recomendable elaborar un calendario con las actividades y que ellos lo coloreen y dibujen para después situarlo en un lugar visible para todos.

Primero las obligaciones y luego el ocio. Tras el desayuno hay que dar paso a los deberes mientras los padres trabajan. Una vez realizada esta primera tarea se dará paso al ocio.

Intentar que se muevan y hagan deporte. Si bien es cierto que no es posible hacer deporte al aire libre, se pueden hacer divertidas rutinas en casa con los niños a través de internet.

Cuidar la alimentación. Es muy aconsejable mantener los horarios de las comidas, igual que en el periodo escolar, y evitar los atracones innecesarios a la nevera.

Poner límite al uso de las pantallas. En el tiempo de ocio es importante no alargar  las horas frente al televisor. Establecer unos tiempos máximos diarios para aprovechar el resto para jugar con juguetes tradicionales o juegos de mesa, por ejemplo.

Plantear la situación como un reto. Esta situación hará que las personas sean más resilientes y toleren mejor la frustración.

Paciencia. A los más pequeños habrá que repetirles cada día que no es posible salir de casa y que papá y mamá están trabajando en casa, que no son vacaciones.

Dejar un espacio para hablar de las emociones. Qué cada miembro de la familia exprese cómo se siente. Una buena idea puede ser hacer un diario emocional o dibujar con los más pequeños cómo se sienten cada día.

Confianza. Confiar en uno mismo y pensar que se está haciendo lo correcto es muy importante. De esta forma y cuando los hijos crezcan recordarán con cariño todo lo que sus padres hicieron por ellos en esta situación.

Cómo gestionar las emociones desde casa

El programa educativo de BBVA ‘Aprendemos juntos’ puede ser una buena opción para continuar con el aprendizaje durante los días de cuarentena. Además del eje divulgativo a través de las piezas audiovisuales, este proyecto tiene una parte formativa centrada en las aulas y en las familias.

BBVA ofrece cursos  ‘online’ gratuitos para que las escuelas y las familias, de forma divertida, ayuden a los alumnos y los hijos a desarrollar capacidades que les permitirán un mejor desarrollo profesional y poder enfrentarse de manera eficaz a situaciones del día a día necesarias en el S.XXI. Identificar y gestionar las emociones, hablar en público o gestionar los conflictos son algunos de los retos para empezar a desarrollar desde casa.

Otras historias interesantes