Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Jubilación 11 oct 2021

“La reforma de las pensiones en marcha no es suficiente, por el momento, para asegurar la sostenibilidad del sistema”

BBVA-reforma_pensiones-ahorro-gastos-jubilacion-medidas-sostenibles-rafa-domenech-reforma

La sostenibilidad de un sistema de pensiones es una condición necesaria que, si no se cumple, puede poner en riesgo que se puedan pagar pensiones suficientes. “Pero la reforma que se está debatiendo en el Congreso no es suficiente para asegurar la sostenibilidad del sistema”, afirmó Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research, en el transcurso de un encuentro titulado ‘Las pensiones después de la pandemia’, organizado por el diario Expansión, la Universidad de Valencia y el Instituto BBVA de Pensiones.

El encuentro, celebrado el 7 de octubre, dio pie a un debate sobre la reforma del sistema de pensiones, en el que participaron también Enrique Devesa, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad de Valencia, y Elisa Chuliá, profesora de la UNED y miembro del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones.

Los tres expertos coincidieron en que la reforma del sistema de pensiones que ha planteado el Gobierno se antoja, por le momento, insuficiente para garantizar la sostenibilidad del sistema. La propuesta que se debate en el Parlamento aborda la reforma del sistema desde varios frentes, entre ellos, la transferencia del déficit de la Seguridad Social a las cuentas del Estado; la sustitución del Factor de Sostenibilidad de la ley de 2013 por un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional; la derogación del Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP) para volver a utilizar el Índice de Precios al Consumo (IPC) como mecanismo de actualización de las pensiones, y el retraso de la edad de jubilación a través de distintos coeficientes y la desincentivación de la jubilación anticipada.

“No es una reforma suficiente porque es una primera tanda”, explicó Elisa Chuliá. “Tiene que aprobarse una segunda parte e incluso a lo mejor una tercera. Pero había cierta premura, porque esta era una de las reformas que había que aprobar para recibir los fondos europeos”.

Según Enrique Devesa, la reforma va en la dirección equivocada. “Lo que se ha aprobado ha sido lo más fácil y lo más vendible, que es revalorizar las pensiones con el IPC, lo cual es deseable, pero a cambio va a suponer un  gasto añadido, y no será hasta 2050 que empiece a bajar la presión del gasto sobre el sistema. Y eso no significa que pasaremos en 2051 a tener superávit. Otra cosa es que se palíe el déficit mediante transferencias del Estado”, señaló.

Los cálculos realizados por BBVA Research señalan que, a pesar de la recuperación económica, el déficit del sistema contributivo no va a bajar de los 2,5 puntos porcentuales del Producto Interior Bruto (PIB) en 2023. Por eso se hacen necesarias transferencias del Estado a la Seguridad Social, que no es capaz de generar recursos suficientes como para atender todas las pensiones que tiene que pagar. “No obstante, esta  transferencia reduce la contributividad y la suficiencia del sistema de pensiones y supone una carga asimétrica entre generaciones”, apuntó Rafael Doménech. La derogación del IRP y del factor de sostenibilidad -a falta de conocer cómo será el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional- sumará 4 puntos porcentuales de PIB de gasto en las próximas décadas, según explicó el economista de BBVA Research.

BBVA-reforma_pensiones-medidas-gobierno-

Es llamativo lo poco que aparece el concepto esperanza de vida en el debate político y es fundamental para entender lo que está pasando”, subrayó Elisa Chuliá. “El gobierno ha defendido la derogación del factor de sostenibilidad diciendo que es injusto y está mal diseñado porque es profundamente injusto para los jóvenes. Pero el factor de sostenibilidad no perjudica a los jóvenes, sino que incorpora la esperanza de vida, que está creciendo, en el cálculo de la pensión”.

A propósito de las medidas anunciadas para desincentivar la jubilación anticipada, los ponentes las calificaron de insuficientes y poco claras, debido a la cantidad de coeficientes para situaciones específicas que se han planteado. Cada década, la esperanza de vida a partir de los 65 años aumenta aproximadamente unos 16 meses. “En estas condiciones aumentar la edad legal de jubilación es una de las medidas más potentes para equilibrar el sistema”, afirmó Doménech. “La experiencia que nos brindan otros países nos muestra que un sistema de cuentas nocionales individuales es un sistema eficiente para equilibrar el sistema. Se trata de un sistema de reparto, pero bien diseñado, que satisface el equilibrio actuarial y la sostenibilidad financiera. Hace que el sistema sea autosuficiente, proporciona información a lo largo de toda la carrera laboral, de manera que genera incentivos para que las personas voluntariamente puedan jubilarse más tarde y, a cambio, cobrar pensiones mayores”, explicó.

Planes de pensiones individuales vs plan de empleo público

Los tres ponentes comentaron la decisión del Gobierno de reducir la deducción de los planes de pensiones individuales de 8.000 a 2.000 euros anuales en los PGE de 2021 y en paralelo impulsar un plan de empleo público, sobre cuya puesta en marcha no se han dado detalles hasta la fecha. “Ha habido claramente un desfase temporal entre ambas medidas”, apuntó Enrique Devesa. Según Elisa Chuliá, hubiera sido más aceptable si en el momento de aplicar la reducción a los planes individuales se hubiera empezado a ofrecer a los trabajadores el fondo de pensiones público o se hubiera avanzado en su desarrollo.

“El principio general es que los tres pilares del sistema de pensiones (público, empleo e individual) tienen que ser complementarios entre sí, no sustitutivos. Debe primar el principio de neutralidad fiscal y regulatoria”, añadió Doménech.

El economista de BBVA Research se refirió, asimismo, a las consecuencias de retrasar las reformas que necesita el sistema de pensiones en España. “Las reformas en los sistemas de pensiones deben ser anticipadas en el tiempo y graduales. Conforme la sociedad cambia tiene que ir cambiando nuestro sistema. Ya sea por cambios demográficos o porque se jubila una generación de ‘baby boomers’, debemos utilizar mecanismos de ajuste automáticos graduales que nos permitan blindar el sistema de todas esas contingencias”.

En opinión de Elisa Chuliá, cada vez se hace más complicado políticamente introducir esas reformas, debido a cuestiones electorales. “La proporción de población afectada por esas decisiones aumenta [por el envejecimiento de la población]. Y es una parte de la población que vota más que las generaciones más jóvenes. Como no se introduzcan pronto estas reformas cada vez va a ser más difícil políticamente”.

'Podcast': ¿Cómo funcionan los planes de pensiones?

00:00 07:39

Otras historias interesantes