Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Jubilación 03 dic 2020

¿Qué son los planes de pensiones de empleo?

El borrador de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 contempla un impulso a los planes de pensiones de empleo, con el objetivo de aumentar el ahorro privado para la jubilación de los trabajadores. Los planes de pensiones de empleo son los planes que promueven empresas e instituciones para sus empleados, con la finalidad de complementar la pensión pública que reciben de la Seguridad Social al jubilarse.

Los planes de empleo existen en España desde la promulgación de la Ley de Planes y Fondos de Pensiones de 1987, cuando se permitió la transformación voluntaria de fondos internos y otros sistemas de previsión del personal de las empresas en planes de pensiones. Actualmente, los planes de pensiones de empleo tienen un patrimonio bajo gestión de casi 35.000 millones de euros y cerca de dos millones de partícipes, según datos de Inverco, la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones, a 30 de septiembre de 2020. Esta cifra representa apenas un 3% del PIB español, muy por debajo de otros países de la Unión Europea con sistemas complementarios más desarrollados.

El Gobierno ha decidido impulsar el ahorro para la jubilación a través de planes de pensiones de empleo y, para ello, el proyecto de ley de los PGE para 2021 lleva dos propuestas en esta dirección. La primera es desplazar las ventajas fiscales de los planes de pensiones individuales a los planes de pensiones de empleo. Así, el límite de deducción por aportaciones a planes de pensiones individuales se rebaja de 8.000 a 2.000 euros anuales, mientras que el límite para los planes de empleo se eleva de 8.000 a 10.000 euros al año. La segunda es la promoción de un plan de pensiones de empleo público que permitirá dar cobertura especialmente a pymes y autónomos, dos colectivos que acceden en menor medida a los planes de pensiones de empleo.

¿Qué son los planes de pensiones de empleo (PPE)?

Los planes de pensiones de empleo son instrumentos de ahorro-previsión a largo plazo que promueven las empresas o instituciones para sus trabajadores, con el objetivo de complementar la pensión pública de jubilación a percibir por la Seguridad Social.

¿Solo puede haber un promotor en un  PPE?

No. Los PPE pueden tener un promotor (la empresa o institución) o varios, que pueden ser varias empresas, así como los sindicatos, sus federaciones y confederaciones, y asociaciones empresariales, legitimados para la negociación colectiva.

¿Qué es un plan de pensiones de empleo de promoción conjunta (PPEPC)?

Se trata de un plan de pensiones de empleo promovido conjuntamente por varias empresas, generalmente pymes, en el que cada una instrumentaliza los compromisos susceptibles de ser cubiertos por el plan para sus trabajadores. La adhesión a un PPEPC

es más ágil y menos costosa que a un plan de pensiones de empleo, lo que facilita que se adhieran empresas con pocos trabajadores o con pocas contribuciones elevadas.

¿Quién hace las aportaciones a un plan de pensiones de empleo?

Generalmente las hace el promotor en favor de sus trabajadores, como parte de su retribución. Aunque también hay planes que están abiertos a que los empleados hagan aportaciones por su cuenta.

¿Se puede aportar simultáneamente a un plan de pensiones de empleo y a uno individual?

Sí, pero con un límite máximo que actualmente está fijado en 8.000 euros anuales, con carácter general, para las aportaciones a uno o varios planes de pensiones, sean individuales o de empleo. Si se supera ese umbral, el partícipe del fondo puede ser sancionado con hasta el 50% de la cantidad aportada. No hay que confundir el límite máximo legal de aportaciones, con el máximo de desgravación fiscal, que se establece, con carácter general, en la menor de estas dos cantidades: 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.

¿Qué modalidades hay de PPE?

Existen tres modalidades de planes de empleo:

  • De aportación definida. Está determinada de antemano la cantidad que aportan al plan anualmente el promotor y, en su caso, el empleado. Pero no está garantizada ni definida la cuantía de las prestaciones futuras del plan.
  • De prestación definida. En este caso, queda determinada de antemano la cuantía de todas las prestaciones que recibirán los beneficiarios. Esa cuantía puede definirse en términos absolutos o en función de una magnitud como salarios o antigüedad en la empresa.
  • Mixtos. Son planes que simultáneamente definen la cuantía de la aportación y de la prestación.

¿Cómo se articulan los PPE?

Los planes de pensiones de empleo están adscritos a un fondo de pensiones, a través del cual se canalizan las inversiones para cumplir con el objetivo del plan. El fondo de pensiones lo gestiona una entidad gestora, que está supervisada por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, dependiente del Ministerio de Economía.

¿Quién toma las decisiones en el PPE?

Las decisiones en un plan de pensiones de empleo las toma una comisión de control, que está formada por representantes de la empresa, de los trabajadores y de los beneficiarios. Es el órgano de supervisión del funcionamiento y ejecución del plan de pensiones.

La comisión de control decide, entre otros aspectos, el fondo de pensiones en el que se integrará el plan, aprueba las especificaciones (conjunto de reglas que rigen el plan), en qué entidad gestora delega la gestión de activos, la política de inversión del fondo en el que se integra dicho PPE, y la elección de actuario independiente para la revisión financiero actuarial del plan de pensiones.

¿Qué pasa con su plan de pensiones cuando un trabajador deja la empresa antes de que se produzca alguna de las contingencias que da derecho al cobro del plan (jubilación, incapacidad, fallecimiento,…)?

Cuando un trabajador deja de trabajar para la empresa que promueve el plan de pensiones hay que consultar las especificaciones del plan para ver cómo hay que proceder.

En algunos casos, el trabajador podría estar obligado a abandonar el plan, teniendo que traspasar sus derechos consolidados al plan de pensiones de empleo de su nueva empresa, si ésta tuviera alguno, a un plan de pensiones individual o a un plan de previsión social empresarial.

En otros, aunque el trabajador no esté ya en la empresa, puede optar por dejar sus derechos consolidados en el plan. El trabajador pasa a ser partícipe en suspenso, que conlleva los mismos derechos que el partícipe del plan salvo las aportaciones, que el promotor deja de realizar en su nombre. En el momento de producirse su jubilación (o el resto de contingencias que permiten el cobro), pasará a la condición de beneficiario, pudiendo rescatar sus derechos consolidados.

¿Gestiona BBVA planes de pensiones de empleo?

Sí. BBVA gestiona 345 planes de pensiones de empleo, con una cuota de mercado del 22,84% y un patrimonio bajo gestión de casi 8.000 millones de euros (datos de Inverco a 30 de septiembre de 2020). Entre otros, BBVA gestiona los planes de empleo de empresas y organismos como la Administración General del Estado, Altadis, Chanel, Disney, Enagás, Goldman Sachs, Iberdrola, Johnson and Johnson, Pfizer, Repsol y RTVE.

Otras historias interesantes