Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Renta variable 30 nov 2020

Inversión temática: cómo aprovechar las megatendencias en el ahorro a largo plazo

La inversión temática es aquella que selecciona la exposición a negocios o industrias con unas perspectivas de crecimiento superiores a la media del mercado por estar respaldadas por megatendencias, o lo que es lo mismo: cambios estructurales (sociales, demográficos, tecnológicos…), ideas revolucionarias o disruptivas, nuevos modelos de negocio y nuevos motores del crecimiento global, destinados a transformar el mundo y nuestro modo de vida en los próximos años.

En los últimos años, el entorno de mercado nos está enfrentado a situaciones complicadas para la obtención de valor a través de los activos tradicionales, con niveles de tipos de interés estructuralmente bajos en mercados desarrollados, diferenciales de renta fija privada muy ajustados y unos mercados de renta variable fuertemente sometidos a la incertidumbre económica y la elevada volatilidad.  En un entorno así, lo crucial es mantener un enfoque diversificado y global que, al mismo tiempo que pone el foco en la gestión activa y dinámica, busque capturar potenciales oportunidades de valor mediante la incorporación de ideas temáticas de inversión que, por un lado, identifican tendencias con buenas perspectivas de obtención de rendimiento a futuro y, por otro, reducen los niveles de riesgo incrementando la diversificación de la inversión.

Pero, ¿qué nos puede aportar como ahorradores la inversión temática?

En un mundo en el que el ‘Do It Yourself’ (es decir, el hacerlo uno mismo) es cada día más habitual, la inversión temática proporciona sencillez a los inversores ya que, al ser ideas muy perceptibles en la sociedad (por ejemplo, cambios demográficos y sociales, avances tecnológicos, cambio climático, escasez de recursos naturales, innovación sanitaria, economía circular, etc.), nos resulta más fácil comprenderlas y, en muchos casos, sentirnos identificados con ellas.

Además, al incorporar la inversión temática en las carteras, lograremos reducir el riesgo conjunto de la inversión. Este estilo representa un nuevo enfoque que trata de identificar fuentes estables de apreciación de capital, independientes del ciclo económico, convirtiéndose en un excelente complemento en el marco de una cartera diversificada por sectores o regiones con enfoque de gestión tradicional. El reto pasa por seleccionar las temáticas ganadoras dentro de cada una de las megatendencias identificadas, y lograr una cartera equilibrada, de crecimiento sólido y estable, resistente a los vaivenes de la economía.

Por último, cuando hablamos de ahorro a largo plazo, como el ahorro para la jubilación, decantarse por este estilo de inversión puede resultar muy interesante. A través de las megatendencias, miramos la evolución de la sociedad, la economía y el planeta durante la próxima década, seleccionando la exposición a compañías que deberían experimentar un mayor crecimiento de beneficios los próximos años o incluso décadas. Por tanto, en este tipo de inversión, el tiempo juega a favor de cara a obtener una rentabilidad superior a la del mercado en el largo plazo.

Mejores ideas

BBVA ofrece a sus clientes soluciones de inversión sólidas e innovadoras y capaces de capturar el mayor valor en el largo plazo. Es el caso del fondo de inversión temática Quality Mejores Ideas, FI. El fondo, que cuenta con 22 años de historia, acumula un patrimonio superior a los 1.000 millones de euros y ha logrado ofrecer a sus partícipes una ganancia del 100% en los últimos 10 años, a través de la inversión en sectores de futuro vinculados a la tecnología, la sostenibilidad, la longevidad y otras megatendencias que marcarán nuestras vidas en los próximos diez años.

Con el objetivo de poner a disposición de los clientes una solución de ahorro para la jubilación con la misma filosofía, este año BBVA ha lanzado BBVA Plan Mejores Ideas, PPI. Se trata de un plan de pensiones individual, enmarcado en la categoría de renta variable internacional, dirigido a aquellas personas que todavía se encuentran lejos de la jubilación y/o con un perfil de riesgo alto, que buscan invertir, con diversificación global, en las megatendencias que configurarán el mundo del mañana. El plan combina tendencias con mayor exposición al crecimiento económico con otras que ofrezcan más estabilidad e ingresos recurrentes en un entorno de debilidad económica.

Los gestores identifican las temáticas más atractivas dentro de cada una de las grandes megatendencias globales, vinculadas a:

  • Ciencia y tecnología, ya que el mundo que viene va a estar muy condicionado por la innovación, que afecta a todos los ámbitos de la economía.
  • Demografía, prestando gran atención, por ejemplo, a los cambios sociales que se van a producir como consecuencia del envejecimiento de las sociedades occidentales y el crecimiento de las clases medias en los países emergentes.
  • Planeta tierra, apostando, por ejemplo, por empresas que ofrecen soluciones ante los problemas del cambio climático o promueven la sostenibilidad, contribuyendo a mitigar problemas de tipo social y medioambiental.

Otras historias interesantes